Descubriendo con los pies

Cuando un niño inicia su exploración móvil individual lo hace gateando a 30cms de altura, pero cuando tiene un año de edad ya pueden caminar aunque sea agarrados de los muebles, tienen una mayor altura y perspectiva del mundo, este nuevo ángulo de ver el mundo les despierta aún más su curiosidad, querrán caminar por todos los rincones de la casa, y debemos aprovechar esta nueva situación para sacar más ventajas.

Caminar descalzo es más fácil para un niño que recién empieza porque puede utilizar los dedos del pie para ayudar al equilibrio, además le permitirá descubrir nuevas texturas, su niño ya experimentó nuevas texturas con sus manos, entonces le encantará aún más hacerlo con los pies, caminando por una variedad de texturas. Quítele los zapatos y hágalo caminar por el piso de mármol, de madera, pasto seco, pasto mojado, arena tibia y por qué no, en el barro. Al final del recorrido puede colocar una batea con agua para que se enjuague los pies y si el clima lo permite hasta podría finalizar con un baño en la piscina inflable.

Mientras haga su recorrido por las diferentes texturas describa lo que estará sintiendo, enséñele nuevos conceptos y si el niño ya puede hablar pregúntele lo que siente, si le agrada o le desagrada, etc.

Este ejercicio enseña la exploración sensorial, discriminación táctil, el conocimiento del cuerpo y el desarrollo del lenguaje

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en