La sal en la papilla del bebé

sal.jpgCuando los bebés nacen, tienen todos sus órganos necesarios para sobrevivir, pero aún se encuentran inmaduros y no pueden realizar todas sus funciones; conforme el bebé crezca, sus órganos irán madurando y consiguiendo su total desempeño.

El riñón es uno de los órganos que está inmaduro, por lo que no es capaz de manejar grandes cantidades de sodio y cloro que componen la sal común. A esta edad, el bebé necesita sólo 250 a 750 miligramos de sodio diarios, la leche materna y las fórmulas lácteas contienen alrededor de 5 miligramos por taza por lo que al día serán cerca de 400 miligramos suficientes para el bebé. El exceso de sal en los bebés puede ocasionar problemas de presión arterial en la adultez.

Cuando el bebé comienza a comer alimentos sólidos, cambian la leche que le tocaba a la hora del almuerzo y cena por sus papillas, éstas no deben contener mucha sal a fin de no exceder la cantidad de sal que pueden manejar sus riñones. Con una pizca de sal bastará, el equivalente a lo que deja de consumir al eliminar el biberón.

Al echar sal a la papilla del bebé no debemos guiarnos por nuestro paladar, esa cantidad es excesiva para el pequeño bebé, no será sino hasta el año de edad cuando el bebé podrá compartir con nosotros las comidas.

Nosotros echamos sólo una pizca de sal a la papilla del bebé y cuando la probamos nos parece insípida, por consiguiente creemos que el bebé no la comerá, pero para el bebé no será así. Los bebés no tienen preferencia por comidas con sal, el gusto por la sal es de los adultos y no se nace con ese gusto; pero si desde sus primeras papillas las salamos como para un adulto, el bebé se acostumbrará y adquirirá el gusto por la sal.
 
Las papilas gustativas del bebé se desarrollan entre los 6 meses y los 24 meses de edad, cuando comiencen a comer la ausencia de sal no tendrán efecto sobre su apetito, más bien es el momento en que el bebé descubre y debe probar nuevos sabores. Inclusive las comidas preparadas para bebés que se venden listas no contienen sal en su etapa inicial, y posteriormente se les añade solo una pequeña cantidad.

ALIMENTO
PORCION
CONTENIDO DE SAL
Leche materna o fórmula
8 onzas
5 mg.
Leche entera de vaca
8 onzas
120 mg.
Cereal infantil
2 onzas
0 mg.
Compota de frutas
4 onzas
2 a 10 mg.
Zanahoria
4 onzas
35 mg.
Yogurt
1 ½ onzas
20 mg.
Requesón
1 ½ onzas
110 mg.
Pan integral
½ rebanada
90 mg.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en