Cómo cambia la alimentación de un bebé

El sentido del gusto se desarrolla desde que el bebé está en el vientre materno, a través del cordón umbilical el feto percibe sabores; una vez que nace, el sentido del gusto le brinda sensaciones de placer o incomodidad. El oído es otro de los sentidos que se desarrolla desde el vientre materno, por lo que será también un factor importante en la alimentación, aunque no lo crea un ambiente calmado y tranquilo favorece al bebé a tomar sus alimentos.

alimentacion_bebe01.jpgAl nacer, el bebé inicia su alimentación sólo con leche materna o de fórmula, si se está dando de lactar se debe tener cuidado con la alimentación de la madre, ésta modificará el sabor de la leche materna, si por ejemplo la madre comienza a ingerir muchos condimentos, se verán reflejados en la leche materna, pudiendo gustarle o no al bebé y en caso de rechazar ese nuevo sabor no querrá tomar la leche o tomará lo mínimo para saciar un poco el hambre perjudicando su alimentación.

alimentacion_bebe02.jpgAl cabo de unos meses el bebé comenzará a tomar zumos de fruta mezclados con agua o caldos vegetales, representando el primer cambio en la alimentación que experimentará. Algunos bebés aceptan los cambios rápidamente, otros son tardan más tiempo, pero a las finales todos, a su propio ritmo, aceptan los cambios.

Las primeras papillas entre los 5 y 6 meses de edad de acuerdo a cada pediatra, serán el segundo cambio, pero el más brusco porque no sólo enfrentarán un cambio de sabor sino de textura, sin mencionar el color y el olor. Se debe ofrecer al bebé los alimentos nuevos de uno en uno, para poder determinar si alguno de ellos le origina una reacción alérgica, si le agrada o le desagrada. Al principio nos parecerá que todo le desagrada, no se le debe obligar a comer en ese momento, pero al cabo de algunos días se debe volver a probar; a veces no es el desagrado lo que hace que rechace el alimento sino la nueva textura, a la cual deberán acostumbrarse poco a poco.

alimentacion_bebe03.jpgSi nos luego de ofrecerle el alimento en unas 5 a 8 oportunidades y vemos que el bebé lo rechaza, significará que el sabor no es de su agrado, en este caso se puede sustituir el alimento por otro que contenga similares aportes nutricionales (yogurt por leche, frijoles o lentejas por carne, etc.).

Luego hacia los 7 a 9 meses, siempre contando con la autorización del pediatra, se introducirán los alimentos semi triturados, otro cambio para el bebé que deberá adaptarse. Afortunadamente ya conocemos los gustos del bebé, por lo que debemos hacer este proceso utilizando los alimentos que más le gusten. Otro factor a favor, es que a esta edad le brotan los dientes, si bien producen malestar en el bebé al brotar, el masticar produce una sensación de alivio, facilitando el aprendizaje de masticar que es muy importante debido a que la digestión se inicia al masticar los alimentos, endurece las encías y favorece el sano crecimiento de los dientes.

Generalmente cuando inician a comer los alimentos semi triturados, los bebés tienen a comer menos cantidad, pero poco a poco con su adaptación irán superando esta etapa.

alimentacion_bebe04.jpgAl comenzar a comer alimentos sólidos hacia el año de edad, es cuando el bebé realmente comenzará a distinguir los sabores y texturas de los alimentos, antes los comían triturados o semi triturados con lo cual los sabores podían mezclarse y no se reconocían las texturas. En este momento comenzarán a disfrutar de los alimentos “como adultos”.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en