¿Estás embarazada y quieres seguir estudiando? ¡Claro que sí! Te mostramos 6 razones

Si estás visitando esta página, probablemente hace poco tiempo hayas descubierto un cambio en ti. Es el inicio de una nueva etapa, quizás apresurada, tal vez llena de sobresaltos porque apenas aceptaste el hecho de que en tu vientre se estaba formando una personita, también tuviste que sacar fuerzas de donde ya solo quedaba resignación para demostrarle a todos que ibas a afrontar esa decisión noble y responsablemente.

Una madre joven es juzgada por la sociedad e incluso dentro de su núcleo familiar. Si el embarazo es de por sí una experiencia que atiborra a las madres que planificaron el nacimiento de sus bebés con preocupaciones y miedos, una chica que recién está abriéndose camino a conocer más y profesionalizarse la tendrá más difícil, pero no imposible.

Un embarazo durante la etapa universitaria, escolar o de especialización es complicado: no solo hay deberes personales, sino que los cuidados deben duplicarse para garantizarle a tu niño salud primordialmente. Para que tengas que escoger entre tu futuro profesional y tú, ten en cuenta estas 6 razones para que sigas estudiando durante la gestación.

1. Tu hijo estará orgulloso de ti

Imagínate a tu hijo en plenos 20 años contándole a su mejor amigo que fuiste madre a corta edad, pero que jamás le fallaste. Conmovedor, ¿verdad? Aunque tu intención no sea vanagloriarte de tu excepcional labor con tu vástago, él te respetará y valorará el sacrificio de noches enteras sin dormir para luego ir corriendo a dar un examen. Esas cosas no tienen precio.

2. Tú misma

Ser madre no significa renunciar a ser una mujer, un ser humano con aspiraciones y deseos. Aunque al principio en más de un momento quieras tirar la toalla y sentarte a llorar, solo desahógate y toma aliento para seguir. Nunca olvides qué te apasiona, qué quieres hacer por el mundo, cuánto quieres ser una persona plena y sin frustraciones. No importa si es de inmediato o si te reincorporas a las aulas luego de un periodo, lo que cuenta es que lo hagas.

3. Independencia económica

Aunque tu pareja te adore y esté dispuesta a cubrir los gastos de ustedes tres, no deberías abandonarte a su suerte. Pueden pasar muchas cosas, especialmente en relaciones frágilmente constituidas por adolescentes, así que no es recomendable dar por sentado que tendrás todo lo que necesites siempre. Nada es más lindo que decir ‘vayamos a pasear hoy, yo invito’ o ‘esa cámara me gusta, me la compraré yo’ puesto que la independencia económica facilita la toma de decisiones.

4. Aligerar la carga familiar

Supongamos que el padre del bebé no quiso hacerse cargo. ¿Quién te puede ayudar? Si cuentas con el apoyo de tus padres, abuelos, tíos o quien sea que haya asumido dicha responsabilidad, ¿no crees que sería justo retribuir sus gastos en tiempo y dinero trabajando también? Para que accedas a un trabajo bien remunerado, es importante que tengas estudios completos y si terminas una carrera profesional, el futuro puede ser mucho mejor.

5. ¿Tocaste fondo y no deseas estudiar más lo mismo?

Okay, este puede ser un momento clave de tu vida. Si de tanto pensar te diste cuenta de que no querías seguir en la misma carrera, la misma universidad o sin hacer nada, hoy puedes pasar la página y buscar un nuevo campo de estudios. Una carrera técnica corta, un curso virtual, una profesión totalmente nueva… solo tú escoges qué quieres hacer con tu vida, pero no olvides que también afectará a tu bebé y a tus seres queridos.

int-50931

6. Facilidades de estudios

Hoy en día las modalidades de estudio han evolucionado. Existen universidades e institutos que ofrecen cursos a distancia e incluso carreras semipresenciales. Averigua con paciencia a dónde estás yendo para que no te vendan gato por liebre y obtengas educación de calidad gracias a tu esfuerzo.

tumblr_ns8d413SvG1rzvg8do1_500

 

No te rindas y no porque se trate de optimismo sin razón. En algunos años mirarás hacia atrás y podrías estar tan orgullosa de ti misma, como arrepentirte de haber desperdiciado tu tiempo y tu talento. Tú decides, mamá.

Etiquetas : , , , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en