Formando la confianza en sí mismo del niño

confianza-nino.jpgPara formar la confianza en sí mismo de un niño, juegan un rol importante los padres, familiares y personas cercanas a él, un niño que se siente protegido y guiado será un niño seguro en sí mismo; es muy diferente un niño que tiene a mamá o a la nana como un esclavo que debe seguirlo, acompañarlo en cada movimiento que realizan y hacerles todo lo que quieren, hasta aquella torre del bloques que el niño no puede hacer solo.

Cuando se sobreprotege a los niños lo único que se consigue es crear dependencia del niño hacia el adulto (padres, nana, etc.), no tolerará quedarse solo, no podrá jugar solo, no podrá hacer sus cosas e inclusive jugar sin la ayuda de un adulto, y cuando tenga que hacerlo llorará y se angustiará mucho.

Si se deja al niño vivir sus experiencias con una supervisión moderada, el niño adquirirá la seguridad que le permitirá desenvolverse sin necesidad de tener a alguien “pegado” a él, sin temor a quedarse solo; un claro ejemplo es cuando el niño es capaz de dejarlo salir de casa sin quedarse llorando desconsoladamente y más bien que el niño se pueda despedir de usted. Los padres deben dirigir al niño, llevarlo a lugares novedosos e interesantes, alabarlo cuando consiguen una meta, incentivarlo a compartir con otros niños, consolarlo cuando fracasan y darle ánimo para seguir intentando.

Al corregir al niño no se le debe amenazar con castigos que le den temor “si sales a la calle te va a llevar el loco”, “si te portas mal te voy a regalar”, “si te despiertas de noche te va a comer el cuco”, “si no obedeces me voy a ir de la casa”, son amenazas que sólo traen como consecuencia herir al niño volviéndolo temeroso.

Nunca se debe ridiculizar o avergonzar a un niño, “los niños no lloran”, “qué feo estás hoy”, “mira que vergüenza de trabajo” son frases que no se deben decir; la actitud debe ser positiva, si el niño llora se le debe de abrazar, dejarlo llorar un momento y tratar de consolarlo, siempre se debe averiguar qué es lo que está causando el llanto o algún comportamiento malo.

Siempre se debe preparar al niño para lo que vendrá, si toca la vacuna se le debe decir claramente que le dolerá pero que pronto pasará, si usted va a salir a la calle debe decirle que va a salir y que regresará a determinada hora o al anochecer, de ninguna manera lo engañe diciéndole que no le dolerá o saliendo a escondidas porque sólo conseguirá que él no confíe en usted, la persona más importante en su vida.

Y sobretodo, el niño necesita de mucho cariño, amor, que se demuestra con palabras, acciones, caricias; no nos cuesta nada hacerlo pero los beneficios son muchos.

Tags:

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • merche
    30 marzo 2008

    he publicado el artículo “Formando la confianza en sí mismo del niño”, en mi blog Epilfancia.

    Saludos

    Merche

Visítanos en