Cómo salir del poder hipnotizador de la televisión

tv_hipnotizado.jpgMuchas veces los padres utilizan la televisión como si fuera una niñera, porque es en esos momentos cuando nuestros hijos se encuentran tranquilos y sin hacer travesuras. Es conocido que la televisión puede traer efectos nocivos en los niños como problemas de la columna, vista, pulmones, obesidad, etc.,  por lo que debemos limitar su uso, y adicionalmente tratemos de sacar ventaja de la televisión, sobretodo en el campo afectivo y los lazos de unión y comunicación de la familia. Es común también, ver que lo niños no quieren hacer otra actividad por quedarse viendo televisión, inclusive hay niños que todas las mañanas se resisten a asistir al jardín de infancia por estar pegados a la televisión.

El primer paso es observar y conversar con nuestros hijos para poder conocer sus gustos y poder ofrecerles alternativas atractivas. Puede conversar con su hijo acerca de lo que más le gusta de sus programas favoritos, de este intercambio de palabras saldrán muchas ideas que podrá utilizar.

Si a su hijo le gustan los animales podrían programar visitas al zoológico, comprar una mascota, comprarle o preparar un álbum con fotos de animales clasificándolos por su lugar de origen o naturaleza, y lo podemos fabricar junto con él; de esta forma no sólo estamos alejándolo de la televisión sino que creamos lazos afectivos más estrechos basados en la conversación y en el compartir experiencias e ideas juntos, fomentando la confianza y la expresión de sus sentimientos.

Si a su hijo le gustan los dibujos animados, puede conseguir dibujos de dichos personajes que incluyan actividades como pintar, calcar, seguir el caminito, completar los bordes punteados, etc., también puede confeccionar con hijo un disfraz de dicho personaje.

Cuando su hijo mire televisión, en algunas ocasiones puede acompañarlo compartiendo con él ese momento y aprovechando para conversar acerca de lo que sucede en la pantalla, pudiendo orientarlo ante situaciones negativas y destacando las cosas buenas que ven. Debe cuestionarlo para fomentar el pensamiento crítico en el niño, inclusive en cualquier otro momento puede conversar acerca de los programas que su hijo ve.

Sea cual fuera los gustos de su hijo, siempre será una buena opción inscribirlos en deportes o talleres de arte, sobretodo en estos últimos ellos pueden expresar y disfrutar sus gustos y preferencias, a la vez que se relacionan con otros niños y fomentando la actividad activa y reduciendo la actividad pasiva de la televisión.

Y un último detalle es que siempre será importante limitar el uso de la televisión, el niño no sólo debe contar con horarios para ello, sino también que haya cumplido tanto con sus labores escolares como hogareñas.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en