Desde bebés se debe tener hábitos alimenticios

habitos_alimenticios.jpgLos hábitos alimentarios o alimenticios de las personas están condicionados a muchos factores, siendo los principales: entorno familiar, tipo de sociedad, religión, cultura, clima, etc. Estos hábitos serán adquiridos desde la primera toma de leche, se irán formando durante su niñez y los marcarán por toda la vida.

La leche, sea materna o de fórmula es el primer alimento que toma un bebé, será su primer sabor, olor y textura; asimismo el horario de las tomas de leche, siendo el inicio la formación de los hábitos alimenticios, los mismos que adquirirán una base sólida más adelante.

Estos hábitos deben ser educados desde pequeños, siendo bebés sólo bastará con el horario, el tiempo de cada toma de leche y evitar el hábito de picar; al introducir los alimentos sólidos se deberá agregar la variedad, sabores, colores, olores, modales, etc., para garantizar una nutrición equilibrada. Una familia que tiene buenos hábitos alimenticios, influirá en los del bebé; si la familia no los tuviera, es el momento de comenzar por el bienestar de todos.

Los hábitos alimenticios significan no sólo garantía de un buen crecimiento y prevención contra enfermedades, sino también disciplina (horarios, tiempo de las comidas, modales, etc.) que serán muy útiles durante toda la vida.

Los hábitos alimenticios deben ser educados, pudiendo seguir las siguientes pautas:

  • El paso de la alimentación líquida a la sólida requiere de un proceso de adaptación, que durará dependiendo del bebé entre una a dos semanas.
  • Una buena alimentación no es lo mismo que sobre alimentar. La alimentación debe ser dirigida por un pediatra, él será el que nos recomendará la cantidad de proteínas, carbohidratos, fibra, vitaminas, etc., que necesita el infante de acuerdo a la edad y desarrollo que tiene.
  • A veces cuando a la persona que cocina no le gusta algún alimento, tampoco le da dicho alimento al pequeño, de tal forma que sin querer restringe al pequeño de un alimento que puede ser tanto nutritivo como de su agrado.
  • Las personas encargadas de la alimentación del bebé o niño, e inclusive las que viven con ellos deben respetar, fomentar y cumplir con los hábitos alimenticios, siguiendo las mismas directrices.
  • Un bebé o niño que respeta sus horarios de alimentación, el tiempo de durante las comidas y come alimentos variados asegura una buena nutrición porque se evitará que el bebé o niño esté “picando” entre comidas o comiendo golosinas. Establecer un horario evita que el bebé o niño sienta inseguridad.
  • Cada bebé o niño tienen gustos diferentes, éstos deben ser respetados siempre y cuando se cumpla con una alimentación balanceada. La variedad en la preparación de las comidas y la presentación de éstas pueden hacer que el bebé o niño acepte más variedad de alimentos. También se pueden reemplazar los alimentos que no le guste por uno equivalente: si no le gusta la leche puede darle queso o yogurt.
  • Asimismo la temperatura de las comidas es importante, la sopa se toma tibia o caliente, pero durante temporadas calurosas es aceptable que se quiera comer fría.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • ignacia
    20 agosto 2006

    Encuentro que es bueno que se refieran a que hay algunas alimentaciones por las cuales la religion tiene gran importancia en esto, como por ejemplo lo mormones que no pueden consumir ciertos alimentos

Visítanos en