Embarazo y hemorroides

embarazo-hemorroides.jpgCuando una persona sufre de estreñimiento por tiempo prolongado, el esfuerzo que supone ir a ocuparse produce hemorroides; otros factores que también la producen es el sobrepeso, y estar sentada o de pie por tiempo prolongado. Las hemorroides son pequeñas venas que se hinchan en la zona del recto y el ano, pudiendo salir del orificio anal; causando dolor, comezón y hasta sangramiento.

Durante el embarazo, las mujeres suben de peso y también tienden a sufrir de estreñimiento, el cual puede iniciar un problema de hemorroides, o agravarlo en caso de ya tenerlo. Las hemorroides suelen aparecer durante el tercer trimestre de embarazo.

  • Crecimiento del útero: aumenta la presión sobre las venas que se encuentran en la zona del recto.
  • Cambios hormonales: hacen que las paredes de las venas se ablanden haciendo más fácil que las venas se hinchen.
  • Cambios en el organismo de la mujer generan estreñimiento
  • Aumento de peso normal de la embarazada hace que ejerza mayor presión en la zona del recto, esta presión será mayor si la mujer tiene sobrepeso.

Si tuvo hemorroides antes de embarazo, es altamente probable que vuelvan a aparecer durante el embarazo o en el momento del parto.

Las hemorroides se tratan médicamente dependiendo de la gravedad de cada caso, pero en casos sencillos puede ser aliviada con una adecuada alimentación y realización de actividades físicas. Aquí algunas recomendaciones:

  • fibra.jpgLa alimentación rica en fibra se puede corregir el estreñimiento y evitar el esfuerzo a la hora de ocuparse porque la fibra tiene la particularidad de retener el agua y fermentarse, de tal manera que aumenta la cantidad y suaviza la textura del bolo fecal, así como aumentando el tránsito intestinal.
  • Son ricos en fibra los cereales integrales (grano entero), pan integral, pan de centeno, galletas integrales, cereales, arroz, avena, salvado de trigo mezclado con jugos naturales, leche o yogurt.
  • Las frutas, verduras y leguminosas contienen también fibra, prefiera comer las frutas con cáscara.
  • Beber líquidos, como mínimo 8 vasos diarios, de preferencia agua y al menos 2 vasos de jugo de fruta natural. También es recomendable tomar líquidos en ayudas para estimular el sistema digestivo.
  • Evitar: carnes duras y fibrosas, chocolate, quesos maduros, productos refinados,
  • Hacer ejercicio: ayuda al funcionamiento del sistema digestivo; caminatas, ejercicios suaves diariamente durante 30 minutos al menos, salvo que su médico indique lo contrario.
  • No permanecer sentada o de pie por tiempo prolongado, si se ve obligada a hacerlo, intente caminar un poco cada hora.

SI ESTA EMBARAZADA Y YA TIENE HEMORROIDES

  • Baños de asiento con agua tibia durante 15 minutos unas tres veces diarias o cuando se sienta incómoda.
  • Aplicación de pomadas contra las hemorroides bajo prescripción médica.
  • Luego de ocuparse prefiera lavarse con agua tibia o utilice toallitas húmedas deshechables, evitando el papel higiénico, sobretodo el perfumado. Finalmente seque bien el área, evitando que quede húmeda y una posible irritación.
  • Si tiene un sangrado debe acudir al médico inmediatamente.
  • Duerma sobre su lado izquierdo, debido a que en esta posición no se ejerce mayor presión sobre la aorta, mejorando la circulación de la sangre y evitando la presión.

Foto: Diario Correo

Tags:

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • Monica
    27 enero 2009

    Tengo 20 semanas de embarazo y tengo hemorroides, el doctor me recetó una pomada y una medicina, pero en la cajita dice “no usar durante el embarazo”. Qué debo hacer? Es posible que sólo con las medidas “naturales” se me quiten? Pueden volver a salir? Puede esto afectar a mi bebé?

Visítanos en