Las pataditas del bebé

Aún cuando el bebé es muy pequeño hace una serie de movimientos que son imperceptibles para la madre, a las 17 semanas de gestación el bebé se encuentra flotando en el líquido amniótico dentro del útero, moviéndose de un lado a otro, puede chuparse el dedo, patear, mover los dedos de las manos y los pies, abrir y cerrar los puños, agarrar el cordón umbilical. Recién a partir de las 20 semanas el bebé realizará estos movimientos de forma más coordinada y continua porque sus músculos y sistema nervioso habrán llegado a tener un mayor desarrollo, por lo que las madres podrán sentir un cosquilleo, una burbuja que se mueve en su vientre, para las madres primerizas será más difícil sentir estos movimientos, será hasta la semana 24 cuando sienta claramente la primera patadita.

Estas primeras pataditas también tendrán un efecto en ti y tu pareja, porque en este momento sentirán con mayor realidad el embarazo, que llevas una vida dentro y es tangible y hasta los papás más duros sentirán su instinto paternal surgir.

Con 24 semanas o 7 meses de embarazo aproximadamente podrás sentir claramente sus movimientos, que también habrán alcanzado mayor coordinación debido al desarrollo muscular y las conexiones nerviosas efectuadas. Los movimientos de tu bebé serán más intensos cuando descanses y te encuentre echada o recostada, y disminuirán cuando te encuentres en movimiento o simplemente cuando estés de pie debido a la presión que tus órganos realicen sobre el bebé reduciendo su espacio disponible.

El bebé seguirá creciendo y desarrollándose con lo que sus movimientos serán más bruscos, pudiendo patear vigorosamente, sus manos en cambio tendrán un movimiento más suave y ondulante. El bebé también se estirará y verá como tu barriga se va para un lado o para el otro pudiendo visualizar una barriga abultada hacia un lado y luego pudiendo pasar hacia el otro lado en cuestión de segundos.

El bebé también percibirá tus estados de ánimo, cuando estés enfadada, con ansiedad o tristeza, el bebé tendrá mayor movimiento debido a que la adrenalina que la madre genera con su estado de ánimo actúa como un estimulante que llega al bebé por medio de la placenta.

El las últimas semana de embrazo el bebé no tendrá espacio para moverse, y su cuerpo y extremidades golpearán tus costillas, sus movimientos serán más lentos por lo que la hora del parto estará muy cerca.

Movimientos enérgicos del bebé reflejan su buen estado de salud, quizá no te percates de ellos cuando te encuentres realizando alguna actividad, pero cuando estés tranquila los sentirás, si en un lapso de 8 horas no sintieras movimientos en su bebé deberá acudir inmediatamente a su médico. Realizar un registro de movimientos fetales es recomendable para bebés poco activos, sirve para controlar el bienestar del bebé, para hacerlo tendrás que recostarte sobre tu lado izquierdo y contar el número de movimientos que realiza el bebé en un lapso de tiempo. Si durante 1 hora el bebé no hace como mínimo tres movimientos, será necesario realizar otra hora de observación, si en el lapso de las dos horas en total el bebé no hizo más de tres movimientos será necesario realizar chequeos para comprobar el estado del bebé.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • joqui
    21 enero 2012

    Me encanta su sitio tiene mucha imformacion interesante estoy embarazada y la verdad me ha Audi de mucha ayuda todo

    • josealfredo710
      23 enero 2012

      Hola Joqui, gracias por compartir tu experiencia!

Visítanos en