Cómo consigo que duerma de noche sin el biberón

dormir_sin_biberon.jpgSi a lo largo del primer año de vida de su bebé no ha contado con una rutina para dormir y se ha acostumbrado a dormir con el biberón en la boca (conocido también como vicio de la lactación a la hora de dormir), es el momento de comenzar a crearle una rutina y de paso destetarlo. Antes de iniciar el proceso de destete tenga en cuenta las siguientes precauciones:

  • El dormitorio del bebé debe estar a una temperatura agradable, poder oscurecerse y reducir los ruidos externos.
  • El niño debe contar con un reposo diurno adecuado, un niño excesivamente cansado puede tener dificultades para dormir de noche.
  • No realizar el cambio en un momento de tensión para el niño: la llegada de un hermanito, una mudanza, ingreso a una guardería, cambio de niñera, etc.
  • Mantenga al niño durmiendo aún en la cuna, luego que el niño aprenda a dormir solo haga el cambio de la cuna a la cama.

El primer paso para lograrlo es crear una rutina para dormir, la cual debe ser iniciada un par de semanas antes de destetarlo. Puede iniciar la rutina para dormir dándole leche en vaso, seguir con un baño tibio y el cepillado de los dientes, colocarle su pijama de “niño” que duerme sin biberón, leerle un cuento, decir una oración y despedirse de él, pudiendo colocarle música para dormir.

No cometa el error de reemplazar el biberón con otro vicio como acariciarlo hasta que se quede dormido, acompañarlo o dormir junto con él. Crearle otro vicio le creará otro problema, porque tarde o temprano tendrá que suprimírselo también.

El objetivo es conseguir que el niño cuente con autosuficiencia para entrar a la cama un poco somnoliento pero despierto y quedarse dormido por sí mismo. No se sorprenda que el niño comience a llorar apenas cierra la puerta de su dormitorio, es normal que se resista al cambio, al cabo de unos días aprenderá a quedarse dormido por sí solo, algunas formas de ayudarlo pueden ser:

  • Darle un muñeco o juguete que lo acompañará al dormir.
  • Como el niño aún duerme en la cuna, no podrá escapar, si lo deja llorando usted sabrá que está en un lugar seguro y no merodeando por su dormitorio.
  • Si el niño llora déjelo llorar, nadie debe acercarse ni hablarle, pronto se cansará y se quedará dormido, algunos niños pueden llorar hasta una hora, al año de edad no representa ningún riesgo.
  • Si no quiere utilizar un método tan radical (aunque es el más efectivo) puede probar dejarlo llorar unos 15 a 20 minutos, si el llanto persiste siendo vigoroso entre para calmarlo (dándole unas palmaditas y hablándole suavemente pero sin alzarlo) y limpiarlo rápidamente sin prender la luz; inmediatamente vuelva a dejarlo solo, probablemente volverá a llorar pudiendo ser de forma tenue o más vigorosa aún, déjelo otros 15 a 20 minutos durante los cuales el niño podrá quedarse dormido o seguir llorando vigorosamente en cuyo caso puede volver a entrar a calmarlo y limpiarlo rápidamente, pronto se cansará y se convencerá que llorado no conseguirá nada quedándose finalmente dormido. Continúe así durante las siguientes noches, verá cómo el llanto disminuye considerablemente.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en