Lazos afectivos entre padres e hijos

Las madres y los hijos crean fuertes lazos afectivos que se inician desde la concepción, los hijos absorben las vivencias de su madre como propias; vivencias positivas o negativas son trasmitidas de madre a hijo.

El afecto siempre estará presente en la relación familiar, pero los lazos irán variando a lo largo del tiempo. Los primeros tres años de vida son vitales en la formación de dichos  lazos afectivos.

Cuando la mujer concibe se le recomienda mantener tranquilidad evitando sobresaltos y tensiones porque éstas son transmitidas a los fetos. Al nacer, el bebé establece un lazo de protección con su madre, principalmente en el momento de la lactancia o la alimentación, esta relación de protección es el paso previo para establecer los lazos de pertenencia a los padres que emanarán al grupo familiar, finalmente el sentirse amado y protegido generará lazos de seguridad cuando sea ya un niño.

El bebé va entendiendo que está viviendo dentro de un grupo y que existen normas de convivencia, por lo que establecer estos lazos afectivos desde temprana edad son importantes para su salud mental. Un lazo afectivo débil o en extremos el abandono pueden derivar en problemas de desarrollo, aún si el bebé esta correctamente alimentado y cuidado.

En casos que la madre no atienda al bebé las 24 horas del día por motivos de trabajo, nos es motivo de preocuparse, este lazo afectivo es tan fuerte que con los momentos que pase con sus padres antes de ir a trabajar, luego de trabajar o durante el fin de semana, será suficientes para él, se trata de calidad y no de cantidad, siendo el objetivo que el bebé se sienta amado y seguro con sus padres

Si es necesario dejar al bebé o niño con otra persona para que lo cuide, ésta debe ser idónea para ellos, debe ofrecerle tranquilidad, amor y protección para no perjudicarlo, por lo tanto, para elegir a una nana o niñera se debe tener mucho cuidado, siendo lo más recomendable que su hijo se quede al cuidado de los abuelos o algún familiar. El bebé o el niño desarrollarán una relación de afecto y un lazo con la persona que lo cuida, pero de ninguna manera reemplaza los lazos establecidos con los padres, principalmente de la madre.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en