Madres estresadas

Situaciones de estrés pueden estar presentes en cualquier actividad que realicemos, inclusive durante los cuidados y crianza de nuestros bebés.

El rol de la madre es visto como algo natural asociado a obligaciones hacia la familia, algo inherente a la madre por lo que no se reconoce el valor que tiene. Se pasa por alto la labor física y emocional que normalmente demanda, salvo que la madre paralelamente tenga un trabajo fuera del hogar, momento en el cual recién recibe ayuda.

En realidad las madres que se dedican exclusivamente al hogar presentan mayor sensación de sobrecarga física y emocional que madres que tienen labores fuera del hogar; mostrando mayor irritabilidad, tensión, ansiedad, cansancio, etc. Esto se debe a que las madres que se dedican exclusivamente al hogar tienen una vida más monótona. Y muchas veces sin reconocimiento, frente a madres que cuentan con otros roles fuera del hogar. Dedicarse exclusivamente a cuidar de los hijos y del hogar significa estar perennemente atentos a satisfacer necesidades: alimentación, cuidados, atención, distracción, aseo, crisis de llanto, enfermedades, etc.

Si usted es una de estas madres, no se sienta mal al sentir esta situación, mucho menos se sienta culpable o anormal, es un sentimiento normal que se genera por acumulación del día a día. Mas bien es el momento de darse cuenta de la realidad, buscar formas de eliminar el estrés, recuerde que primero esta su bienestar para que pueda trasmitírselo a sus hijos, una madre estresada, con actitud de permanente sacrificio y abandono personal terminará en depresión y es más nocivo porque puede derivar en actitudes hostiles hacia los niños y resentimiento contra su pareja.

  • Contrate a una persona para que la ayude, si no puede ser todos los días puede ser algunos días a la semana, también puede pedirle ayuda a sus familiares.
  • Busque un momento exclusivo para usted, el cual dedique a su arreglo personal, leer ese libro que hace tiempo quiere leer, ver su programa favorito, etc., un momento en el que nadie la interrumpa y pueda olvidarse de todo y eduque a sus hijos para que respeten este momento especial.
  • Salga con su pareja a visitar amigos, al cine, reactive su vida social.
  • Cree momentos especiales dentro de la familia: la hora de conversar familiarmente, la hora en que papá y mamá están juntos y los niños no deben interrumpir pudiendo estar mirando televisión o estudiando.
  • No se quede callada al sentirse tensionada, compártalo con su pareja para que la apoye, su esposo puede quedarse con los niños un fin de semana, el cual usted pueda dedicarlo a sus cosas personales, o puede pedirle a los abuelos o tíos ayuda.
  • Organícese con otras madres o padres para llevar y recoger a los niños a la escuela, de tal forma que no tenga que ir todos los días.
  • Organice grupos de juego con niños, reuniéndose en cada una de las casas para que los niños jueguen y las madres puedan compartir sus inquietudes entre ellas.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

3 Comentarios Dejar un comentario ›

  • Las mamis también tenemos que cuidarnos | Actimel
    6 septiembre 2011

    [...] que, a pesar de no estar nada valorado según mi punto de vista, requiere una enorme capacidad. Y a veces cansa, por supuesto que [...]

  • nathaly de faria
    25 septiembre 2010

    10 años perdon

  • nathaly de faria
    25 septiembre 2010

    tengo un hermanito de 10 mese pero es muy inquieto como puedo hacer tengo 0 años

Visítanos en