Sobreprotección: dando alas a nuestros hijos

Al nacer nuestros hijos nos desvivimos en cuidados hacia ellos, cuando ellos crecen y comienzan a gatear y sobretodo a caminar, los cuidados que tenemos con ellos se extreman, muchas veces mayores a los que teníamos cuando eran bebés dependientes totalmente de nosotros. Ahora al comenzar su independencia el miedo nos inunda y nos hace caer, muchas veces, en la sobreprotección.

Es muy importante atender a nuestros hijos en esta nueva etapa de su vida, pero sin extralimitarnos. Estar alerta para prevenir golpes, caídas o accidentes como intoxicaciones, quemaduras, etc.

Debemos ayudarlo a valerse por sí mismos, valorar sus logros e incentivarlo a que se independice, como por ejemplo motivarlos a subir al tobogán solos, armar un rompecabezas, llevar su plato a la cocina; pequeños retos que harán que se superen constantemente. Se debe evitar hacerle todo al niño, dándole espacio para que el niño tenga iniciativa, muchas veces los padres hacemos las cosas por ellos quitándoles esta oportunidad.

Conforme vayan creciendo el trabajo se hace más complicado, el niño va adquiriendo destrezas y no necesariamente sabrán valorar el peligro por lo que querrán hacer todo solos, surgiendo los primeros problemas entre padres e hijos sobre el control de la independencia de los hijos. El querer hacer las cosas como ellos quieren y hacer todas las cosas que ellos quieren generará pugnas entre padres e hijos, estas pugnas deben ser manejadas de tal forma que no caigamos en la sobreprotección y no afectemos su desarrollo, adaptación y autoestima; siendo de vital importancia la comunicación para explicarles los peligros, explicarles las formas de hacer las cosas pero dejando que ellos tengan iniciativa.

Los niños que son sobreprotegidos suelen ser niños tímidos, temerosos, quieren que hagan todo por ellos, no saben defenderse ni afrontar problemas y no toleran el fracaso; simplemente porque no saben valerse por sí mismos. Estas características originan problemas para relacionarse con otros niños.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en