¿Cómo hago para que mis hijos coman más frutas?

Las frutas son necesarias en todos, pero son los niños quienes necesitan comerlas más, porque tienen un gran aporte de vitaminas y minerales, además de ser deliciosas y refrescantes, sobre todo en verano. Pero, ¿qué pasa si mi hijo no quiere comer frutas? Acá te dejamos algunos tips que te van a servir mucho para que tus hijos se alimenten mejor.

Primero te menciono los jugos, que aunque sea algo que seguramente ya sabes, contienen grandes cantidades de vitaminas. De repente tu niño no quiere tomar el jugo, entonces quizá le hace falta más dulzor o sabor; intenta agregando miel en vez de azúcar, y mezclando varias frutas. Por lo general, el plátano es el más dulce, aprovecha su sabor fuerte mezclando con él otras frutas, como fresas, uvas, piña o papaya.

Otra gran opción son los extractos, que tienen aun más vitaminas, porque no necesita el agregado del agua y porque se prepara con cáscara, corazones y semillas. Mezcla frutas con algunas verduras que no tengan sabor muy fuerte, como el apio o la remolacha (beterraga).

  • Batidos

Con leche, helado o yogurt, los batidos son una sencilla manera de que tus hijos consuman más frutas. Mezcla, por ejemplo, leche con fresas y mango para una combinación dulce, o yogurt de vainilla con manzana y pera para una combinación refrescante.

  • Compotas y mermeladas

¿Preparaste un extracto y no sabes qué hacer con el bagazo? Entonces combínalo con un poco de azúcar y agua y prepara una rica mermelada; todos los nutrientes de la cáscara estarán ahí. También las compotas son bastante nutritivas, siempre y cuando no utilices mucha azúcar refinada (prefiere la miel o el azúcar rubia) y mucha fruta fresca, como duraznos o piña.

  • Ensaladas y decorados

Un poco de fruta picada mezclada con yogurt, o con miel y granola, serán el mejor pretexto para que coman más fruta fresca. Puedes incluso hacer bolitas de fruta con un boleador que encuentras en el supermercado; es económico. Mientras más llamativa y apetitosa se vea la fruta, mejor va a ser, porque de todas maneras les va a provocar.

Otra opción es decorar el plato con fruta; cuando prepares panqueques (panqués), sírvelos acompañados con fruta picada formando caritas, arboles o animalitos. Que te ayuden en esta labor, ¡les va a encantar comer algo que prepararon ellos mismos!

Finalmente, te recomiendo siempre tener fruta a la mano, ya sea en la refrigeradora o sobre la mesa en un frutero; cuando tus hijos tengan hambre, verán la fruta deliciosa y se les antojará. ¡Esto funciona todo el tiempo!

Imágenes: FitnessLines.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Malena Rivera

Me encanta escribir. Soy periodista y editora de contenido de Mujer Activa. Me muero por Hello Kitty, la moda, las carteras, los perfumes y los zapatos, y soy feliz cuando me toman fotos.

Visítanos en