Guantes para bebés, ¿necesarios o no?

Si se trata de nuestro bebé, todo cuidado parece poco. Nos preocupamos por el jabón que usará, cómo cortar sus uñitas, si es mejor la leche materna o la fórmula, etc. Entre esas preocupaciones también está cuánto debemos mantenerlo abrigado. En el pasado (tal vez lo hicieron contigo) se acostumbraba mantener a los bebés casi sepultados con capas de ropa y mantas.

Los médicos aconsejan no sacar a los recién nacidos a la calle, pero no es una cuestión del clima sino de las infecciones que podría sufrir, ya que recién está comenzando a desarrollar sus primeros anticuerpos.  Por supuesto, hay climas más extremos. No es lo mismo un invierno en Nueva York que uno en Lima.

¿Guantes para bebé o no?

Lo primero que debo decirte es que no son una prioridad como pueden serlo las medias, por ejemplo. Si el clima es muy frío y lo vas a sacar de noche sin embargo, te ayudará a mantenerlo caliente. ¿Has notado que tú misma puedes estar muy abrigada, pero mientras tus manos estén al aire, sigues sintiendo frío? Lo mismo más o menos le puede pasar a tu bebé. Así que serán de mucha ayuda cuando se encuentre al aire libre y la temperatura sea muy baja.

No te recomiendo que los tengas todo el día con guantes puestos, para estar dentro de casa o bajo techo. A veces en las primeras semanas que aún no tienen mucha coordinación, puedes notar que se arañan ellos mismos.  En ese caso, puedes usar los guantecitos como precaución si notas que lo hace. Por supuesto, la primera medida es que sus uñitas se mantengan cortas. Hay muchos bebés que no presentan este comportamiento así que no es necesario que te preocupes antes de tiempo.

Sin embargo, si los consideras indispensables, ten en cuenta que estén bien sujetos de sus muñecas pero que al mismo tiempo no le apreten demasiado. Preferible que no sean con bordados o apliques para que no se desprenda ninguna fibra que pueda ingerir.

Modelos y colores de guantes para bebé

Encontrarás modelos tan diversos que será difícil decidirte. Los hay en algodón, en lana, en polar, etc. Nuevamente se trata de tu necesidad. Si el clima es muy frío, te aconsejo la lana o el polar. Si solo es para ayudarlo a protegerse de rasguñarse prefiere el algodón.

Lo demás dependerá de tu gusto y por supuesto de la moda. Ahora que los lunares o Polka dots han invadido las prendas, tal vez prefieras unos así. La verdad es que se ven lindos. Confieso que la combinación de rojo y azul siempre me ha parecido ideal.

A este modelo se le conoce como manoplas y es perfecto para los niños muy pequeñitos que tienen los dedos muy pequeños. Generalmente puedes encontrarlos en juego con gorrita y botitas.

Ahora también tenemos aquellos con un valor sentimental especial. Ya sea por qué los tejiste tú misma mientras estabas en la dulce espera o tal vez lo haya hecho tu mamá o tu abuela. Puedes hacerlos en el color y modelo que desees y se ven muy tiernos.

Incluso, puedes animarte a hacerlas tú misma en tela, es muy fácil, ya que cuando son pequeños no es necesario que tengan “dedos”, como te decía con anterioridad. Además siendo manoplas, será mucho menos complicado para ponérselos y por supuesto de sacarlos también. Basta con que te hagas de un pedazo de tela y unos centímetros de elástico. Viendo la fotografía tal vez te preguntas por qué la cinta. Los bebés pueden sacarse los guantes fácilmente y en el momento menos pensado, así que es mejor que tengan una cinta que los una y que pases por detrás de su cuello, así si se los quitan simplemente quedarán colgando.

Con estas ideas, estoy segura que quedará muy protegido la próxima vez que saques a tu bebé a la calle y sea una temporada muy fría. ¡Suerte!

Imágenes: queraboo, embarazoyparto, helenasweetknits, quieroplop, thehouseofblogs, larebeliondelbiberon,

 

 

 

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Irina Melgar

Mi pasión es escribir, el cine y caminar...!

Visítanos en