Bebés que tocan sus genitales

Tocarse los genitales para los bebés es una acción normal, a esta temprana edad, el tocamiento de los genitales no es considerada una masturbación (la cual se desarrolla a edades mayores), sino que es el inicio de su exploración sexual que aparece hacia los 7 meses de edad y forma parte de su desarrollo, los genitales son órganos que tienen como función generar placer y más adelante para preservar la especie humana.

Tratar de evitar que los bebés se toquen los genitales es frustrar su curiosidad, comparado a evitar que jueguen con sus dedos cuando eran más pequeños, hacerlo no tiene ninguna consecuencia negativa tanto a nivel físico como emocional. Por el contrario, restringir al bebé a hacerlo haciéndole creer que es algo malo si puede tener un efecto negativo en su sexualidad y amor propio, e inclusive la prohibición puede hacerla más atractiva para el bebé.

Existe también el temor de que el bebé luego de tocarse los genitales se lleven los dedos a la boca llevando microbios consigo, este temor no tiene fundamento, puesto que los microbios de la zona genital son propios del bebé y no ofrecen peligro. Por el contrario, una bebé que tiene las manos sucias puede llevar microbios a sus genitales pudiendo producir infecciones, en el caso de los bebés varones este peligro no es tan inminente.

En el caso de los bebés varones, presentan erecciones, muchas de las cuales ni nos damos cuenta. La erección es una reacción normal al tacto, sucediendo al asearlos con el cambio del pañal, al bañarlos, cuando el pañal roza con el pene, al lactar e inclusive se ha visto fetos que presentan erecciones dentro del útero. En el caso de las bebés también presentan erecciones del clítoris que son menos notorias pero suceden bajo las mimas condiciones de los varones.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en