Uso y limpieza del biberón

En algún momento, los padres emplean el biberón para ofrecerles alimento y bebida a sus bebés, esto puede suceder si se interrumpe por ejemplo la lactancia materna o comenzamos a ofrecerle jugos o agua a nuestro bebé. La elección de un biberón combina los siguientes factores: funcion (tamaño, volúmen, limpieza, etc.), forma (color, detalles, diseños), ergonomia (adaptabilidad al cuerpo del bebé o mano de la madre).

Sin embargo podemos considerar que los padres deciden la marca o tipo de biberon basándose en el consejo de algun conocido con hijos o del pediatra.  Sea cual sea el modelo de biberón, siempre encontramos un problema comun: la limpieza, ya que los padres nos preocupamos mucho de la higiene de los productos que utilizamos con nuestros hijos, nos llenamos de dudas.

Es bueno recordar que para que el niño lleve a cabo un adecuado desarrollo bucal, el dentista debe informarle a los padres acerca de los cuidados dentales de sus hijos: el aporte adecuado de flúor en los dientes y la limpieza dental correcta, que debe ser acompañada de la limpieza del biberón.

Previniendo enfermedades bucales

Se habla mucho de la caries de biberón que también es conocida como el síndrome del biberón (una condición que puede destruir los dientes de un bebé o un niño pequeño).

Para evitar esta caries, es importante, que el bebé o niño nunca se duerma con un chupón remojado en dulce o azúcar o un biberón que pueda contener leche, jugos o liquidos dulces. Esta es la razon por la cual el ofrecer liquidos dulces como método para tranquilizar al bebé o permitir que su hijo se duerma con el biberon durante la noche o siestas puede ocasionar daño a los dientes.

Si el bebé requiere de alguna bebida entre comidas o al acostarse le puede dar un biberón con agua simple o un chupón limpio. Siempre pidale a su dentista o pediatra que le recomiende uno que sea el mejor para su bebé.

Cómo limpiar el biberón

Después de haberle dado de beber a nuestros hijos, debemos lavar el biberon y el chupón cuanto antes. La limpieza será más efectiva y fácil antes que la leche o el jugo se seque y termine pegado al biberón. Algo muy fácil y que además esta al alcance de todos, es la esterilizacion mediante el calor, lo cual significa hervir los biberones en agua.

Antes de comenzar, es bueno cepillar el interior de los biberones, poniendo especial atencion en la zona de la rosca y el cuello con la ayuda de un cepillo para la limpieza de los frascos o un trozo de tela. Utilicemos un recipiente del tamaño suficiente para que entre el biberón cómodamente y mejor si el recipiente tiene una tapa para poder hervir las tapas protectoras y los chupones.

Luego de hervir los biberones, estos pueden guardarse por 48 horas en la refrigeradora, para así ser utilizados nuevamente. Muchos doctores recomiendan esterilizar los biberones hasta por lo menos los 4 meses de edad y algunos doctores aconsejan hacerlo hasta los 9 meses.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en