Qué hago si tengo preeclampsia

preeclampsia-embarazo01a.jpgLa preeclampsia es una enfermedad que sucede durante el embarazo, generando alteraciones en los órganos de la madre, pudiendo afectar al bebé que lleva en su vientre.

Puede aparecer en cualquier momento durante el embarazo, generalmente a partir de la semana 20 de la gestación y desaparece en el parto. Mientras más temprano aparezca la preeclampsia, más peligrosa será, debido a que si no se logra controlar el bebé deberá nacer, pero si el bebé es muy prematuro para el parto no se podrá realizar el nacimiento, corriendo peligro tanto la madre como su hijo.

Si bien la preeclampsia se cura por si sola luego del parto, DEBE CONTROLARSE apenas aparezcan los síntomas, para intentar que el bebé se continúe desarrollando el máximo tiempo posible dentro del vientre materno.

La preeclampsia puede afectar tanto a la madre como al bebé de la siguiente manera:

  • preeclampsia-embarazo04a.jpgMadre: Afecta a los órganos internos (riñon, hígado, cerebro), inclusive a la placenta que puede sufrir alteraciones placentarias o desprendimiento de placenta. En casos de preeclampsia severa puede afectar el cerebro de la madre (eclampsia) o desarrollar el síndrome de Hellp (disminuye la coagulación de la sangre).
  • Bebé: Si hay problemas con la placenta, el bebé no recibirá sangre y oxígeno, trayendo como consecuencia que el bebé no crezca sano; se reduce la cantidad de líquido amniótico, el cual permite al bebé moverse dentro del vientre materno, lo amortigua en el interior del útero y también le proporciona nutrientes.

TRATAMIENTO DE LA PREECLAMPSIA
Si tiene alguno de los síntomas o presenta alguno de los riesgos de preeclampsia, tiene que consultar con el médico inmediatamente. La mejor forma de combatir la preeclampsia es con un diagnóstico precoz e iniciar el tratamiento y control, por lo que es de suma importancia realizarse los chequeos médicos mensuales puntualmente.

Hay diversos tratamientos dependiendo si la preeclampsia es leve o grave y el tiempo de embarazo que lleva la madre, los cuales pueden incluir:

  • Si se trata de una preeclampsia leve y el embarazo se encuentra en sus últimas semanas, se inducirá el parto o se realizará una cesárea para evitar complicaciones.
  • Si se trata de una preeclampsia leve, el bebé aún es prematuro (antes de la semana 37 de gestación)  y el bebé no presenta complicaciones; la madre deberá guardar reposo moderado (no debe ser total para evitar que se generen coágulos de sangre en las piernas), dieta especial, tomar medicación contra la hipertensión y llevar con el médico un control del bebé y la madre.

preeclampsia-embarazo03a.jpg

  • Si se trata de una preeclampsia grave la madre será internada para evaluar y controlar tanto al bebé como a la madre: Medir la presión arterial, electrocardiograma de la madre, exámenes de sangre, exámenes de orina, monitoreo del bebé, etc. Si no se logra controlar, se adelantará el parto así el bebé sea prematuro.

Fotos: Semanas de embarazo del usuario Flickr Eugenia_y_Julian (algunos derechos reservados), The Circle of Life del usuario Flickr Photoshopeando (algunos derechos reservados) y Reposo II del usuario Flickr Daquella manera (algunos derechos reservados).

Tags:

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en