Día del Parto: en pareja

parto-pareja.jpgSi el hospital o clínica donde nacerá su hijo permite que pueda llevar un acompañante para el momento en que va a dar a luz, no pierda la oportunidad; es beneficioso para todos: la madre se sentirá más segura, el padre o acompañante se sentirá feliz de poder compartir este momento tan especial y el bebé disfrutará del ambiente positivo que se genera.

El acompañante ideal es el padre porque él tiene que ver con el bebé desde la concepción, el embarazo y podrá finalizar el ciclo con el nacimiento; aunque el proceso no termina aquí porque luego viene la crianza que también deben llevarla juntos. En caso que el padre no pueda acompañarla debe elegir a una persona de confianza que le trasmita seguridad y brinde ayuda.

Es recomendable que se acompañe a la madre desde el proceso de dilatación, el cual suele ser doloroso y en algunos casos demora mucho tiempo; una persona al lado, dando su apoyo emocional beneficiará a la madre a poder pasar esta etapa.

  • Llevar el control de los intervalos entre las contracciones y ayudarla a aplicar las técnicas de respiración y relajación.
  • Transmitir calma y seguridad a la nerviosa madre, puede conseguirlo conversando con ella, colocar música, imaginar cómo será el bebé, etc., debe elegir temas de interés de la madre y tratar de no discutir por cualquier cosa, lo cual es típico en situaciones de nerviosismo.
  • Hacer masajes en la espalda de la madre, también puede pasar una toalla humedecida para refrescarla o ayudarla a tomar una ducha tibia (sentada) para favorecer la relajación.
  • Tenga en cuenta que mientras más cerca se encuentra del parto, el dolor se intensificará, haciendo que la madre esté más susceptible e irritable, con cambios bruscos de humor; debe comprender la situación y hacer oídos sordos, discutir sólo servirá para empeorar las cosas.
  • Durante el parto en sí, el acompañante también ayudará; lo ideal es que el padre haya llevado junto a la madre las clases de preparación, juntos podrán realizar las técnicas de respiración, relajación, etc.
  • Un detalle muy importante es tomar la mano de la madre, es una señal de apoyo que agradecerá, también puede ayudarla sosteniendo la cabeza de la madre en el momento en que puja.
  • Otro detalle importante y que muchas veces es pasado por alto es la información, la madre se encuentra en una posición en la cual no ve nada, no sabe qué está pasando, pudiendo generar desesperación. Cuéntele qué está pasando, si ya puede ver el cabello del bebé, si su cabeza ya salió, conviértase en sus ojos y dígale lo que ella quiere saber, de esta manera disminuirá su ansiedad y le permitirá concentrarse en dar a luz.

Foto: Canal 13 Argentina “Sos mi vida”

Tags:

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en