Cuidados para el cordón umbilical

huggiesLa llegada de nuestro bebé representa el comienzo de un nuevo mundo lleno de cosas     por aprender. Aquí te contamos algunos detalles que es mejor tomar en cuenta sobre el cuidado de su cordón umbilical.

Apenas nace se corta el cordón umbilical, luego queda un pequeño muñón que después seca y sana. Finalmente al cabo de una a tres semanas cae. Esto no quiere decir que debamos olvidarnos del tema, sino que es necesario que mantengamos esta parte de su cuerpito muy bien vigilada continuamente y que realicemos los cuidados debidos.

Es importante que mientras el cordón este sanando, lo mantengamos lo más limpio y seco posible. Para ello, recomendamos bañarlo con una esponja en lugar de sumergirlo en una tina con agua. El material del que está hecha protegerá y mantendrá seca la zona que nos preocupa.

Toma en cuenta también que durante el día, mínimo tres veces, es necesario que limpiemos el cordón con un copito de algodón humedecido en alcohol. Esto lo mantendrá libre de infecciones.

Existen problemas que puede que se presenten en caso no se tenga el cuidado debido con el cordón umbilical.

Uno de ellos es la infección. Para detectar rápidamente este mal y evitar que se disemine con facilidad, te presentamos dos signos que se manifiestan alrededor de la zona:

  • Secreción amarillenta y mal oliente del cordón.
  • Enrojecimiento y sensibilidad de la piel alrededor del cordón.

Otro de los problemas poco frecuentes es el sangrado activo, el cual muchas veces ocurre cuando el cordón es jalado demasiado pronto. Para evitar esto, debemos dejar que el cordón caiga de manera natural, incluso si sólo pende de un hilo. Un signo claro del problema se evidencia cuando cada vez que se limpia una gota de sangre, aparece otra gota. Si sucede esto te recomendamos llamar inmediatamente a tu pediatra.

Para evitar los problemas que hemos descrito y así reforzar el cuidado del bebé, puedes usar los pañales Huggies Recién Nacido porque están diseñados exclusivamente para esta dulce etapa. Lo interesante de este producto, es que además de contar con el tamaño adecuado que se amolda al cuerpito del bebé, cuenta con un diseño especial curvo que protege el ombliguito. Además, tiene cubierta supersuave tipo tela con PH balanceado para cuidar la delicada piel y viene con lindos diseños de Winnie the Pooh.

No te pierdas nuestro próximo artículo en el que seguiremos aprendiendo juntos a cuidar a nuestro bebé.

Tags:

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

4 Comentarios Dejar un comentario ›

  • kamila
    3 julio 2009

    el ombligo y el primer baño del bebe, son las tareas que mas miedo dan, luego ya se vuelve rutina, pero la primera vez da miedo. Yo tuve la suerte de tener a mi mama que me ayudo con esa tarea, pero igual tenia miedo

  • Mirella
    25 junio 2009

    Increible … a mi hijo se le salió al toque. yo lo que hacia era secarlo bien y ponerle alcohol.. el primer día me moria de nervios, pero luego comprendrí que el bebe no siente ni “j”.. el pañal es básico, lo malo que mi hijo era flaquito, y pequeñin tuve que enrollar el pañal para que no choque con el ombliguito

  • Loreto Aásquez
    22 junio 2009

    esa era la zona que mas me daba miedo limpiarle a mi bebé por el hecho de que le podria causar dolor.
    pero despues comprendi que era necesario hacerlo yaque era para una mayor higiene

  • carito medina
    5 junio 2009

    recuerdo que una de las cosas que mas me asustaba era tener que limpiar el cordon de mi bebe por temor a que le duela, el doctor me dijo la limpieza era muy importante porque una mala limpieza podia hacer que se infecte y eso si iba a dolerle a mi bebe.

Visítanos en