Qué es una buena visión

buena-vision.jpgLa visión comienza a desarrollarse cuando el feto está en el vientre materno, al nacer se amplia esta habilidad dejando de conocer sólo lo claro y lo oscuro, el bebé comienza a captar el significado y comprensión de las cosas procesando la información del entorno que es muy útil en la formación integral de nuestros hijos.

Una buena visión permite percibir, procesar y comprender la información recibida del entorno, el 80% de la información que recibimos la proporciona el sistema visual, el cual potencia y facilita el aprendizaje del bebé, favorece el rendimiento escolar, universitario y hasta el desenvolvimiento en el trabajo. Contar con una buena visión no es simplemente agudeza visual; tener una buena visión significa que podamos obtener información del entorno al leer, observar o hacer cualquier cosa sin que nada se interponga en la obtención de información, disminuyendo o perjudicando el desarrollo del niño. Las características de una buena visión son:

  • Motilidad Ocular: Los ojos cuentan con seis pares de músculos que se sincronizan para enfocar un mismo punto en el espacio, de lo contrario la visión falla generando visión doble, borrosa, etc. La motilidad ocular influye en el aprendizaje de los niños que necesitan poder desplazar los ojos a velocidad, manteniendo el control y la precisión necesaria para la lectura y obtener el máximo beneficio al leer.
  • Binocularidad: Mediante la cual ambos ojos trabajan juntos, una buena visión binocular permite la coordinación entre ambos ojos, si esta fuera defectuosa podría tratarse de hipermetropía descompensada o un exceso de convergencia; la primera se trata con gafas y la segunda con terapia visual. Una de las características de una mala visión binocular es cambiar letras al leer, por ejemplo si está escrita la palabra “LA”, el niño puede leerla como “AL”, muchos confunden esto con dislexia, por lo que un profesional deberá evaluar al niño y determinar cual es su diagnóstico y su cura.

Es muy importante realizar chequeos anuales de la visión, un diagnóstico precoz de habilidades insuficientes de la visión puede resolver problemas tempranamente, de lo contrario podrían presentarse los siguientes síntomas:

  • Al leer, el niño saltará líneas y obviará palabras obteniendo información errada, hará mucho esfuerzo para leer dejando de lado la comprensión de lectura, se acercará tanto al texto que podría derivar en malas posturas. Todo esto traerá como consecuencia que el niño se esfuerce tanto y aún así no entienda lo que lee, disminuyendo su interés por la lectura, derivando en el fracaso escolar.
  • Al practicar deportes se necesitan de habilidades visuales de cálculo de profundidad, velocidad, etc., si no se cuenta con una buena visión el niño no podrá desempeñarse correctamente, generando frustración en él.
  • Una visión defectuosa puede ser peligrosa, puesto que incide en los accidentes al no contar con un desarrollo de la coordinación ojo-mano, ojo-pie, cálculo de la profundidad, cálculo de la velocidad, etc.
  • El malestar de una mala visión puede derivar en irritabilidad, nerviosismo o falta de atención.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en