¿Cómo hago para que mi bebé tome mamadera?

La transición del pecho a la mamadera o biberón pouede ser complicada, sobre todo si tu bebé no lo acepta. Entérate de cómo hacer para que tu niño tome la mamadera sin problemas.

Este post sin duda puede ser de gran ayuda para mamás que sufren cuando llega el momento de dejar el pecho y comenzar con la mamadera. Yo lo recuerdo claramente pues lo vi en la esposa de un tío mío quien, un día, llegó a la casa de mis padres a pedir ayuda: su bebé se rehusaba a aceptar el biberón.

Ella ya tenía una niña de 4 años, que sin problemas había pasado del pecho al biberón. ¿Qué pasaría con este bebé que lloraba desconsoladamente pues por nada del mundo quería la tetina, sino el tibio pecho de su mamá? Ella, por motivo de trabajo tuvo que cortarse la leche y empezar con la fórmula, que el niño aceptaba si le hacían probar con una cucharita. Pero nada que ver con el biberón.

Un cambio gradual

Pasar del pecho al biberón puede ser un tanto traumático para un bebé que ha estado acostumbrado a sentir el calor de su madre desde que nació. Aún cuando en muchos hospitales o clínicas, se les suministra también la fórmula, el niño sabrá diferenciar inmediatamente.

Y el drama comienza cuando la mamá tiene que pasar horas del día lejos de su criatura, quien tendrá que tomar su leche en brazos de otra persona. Por ellos, debemos preparar al niño gradualmente para que vaya aclimatándose a estos cambios poco a poco.

Si la mujer de mi tío hubiera hecho esto, quizás ella y su hijo hubieran sufrido  menos. Y recuerdo cuánto tuvimos qur buscar una tetina especial que había recetado el médico en un intento de probar hasta encontrar una que el bebe sintiera más parecida al seno de su madre.

Pero este es uno de los muchos consejos que te voy a pasar para que tu bebé se vaya habituando a la mamadera:

Consejos para que tu bebé tome la mamadera

Como te dije líneas arriba, lo mejor que puedes hacer es irle haciendo conocer el biberón de a pocos. Elige uno recomendado por tu pediatra y extráete con un tiraleche o pezonera, unas onzas de tu leche materna. Trata de que la tetina como la leche estén tibias, es un pequeño truco como para que el bebé se resista menos a ese elemento extraño para él.

Si tu bebé es más grandecito, elige un biberón con diseño y colores atractivos y uno similar a modo de “juguete” que irás haciendo conocer al bebé y formar parte de sus cosas, de lo que le pertenece. Luego, ve probando con un poco de agua o jugo (si está ya en edad de tomarlos) y luego, con leche materna o fórmula.

Si tu bebé rechaza la mamadera, prueba con otras formas de tetina. En el mercado puedes encontrar las clásicas, las de punta plana, redonda con base combada o clásica. El material también es importante, los hay de cuaho o látex, o de silicona, que es lo último y que, aunque es menos flexible, no absorbe los olores ni sabores.

En el caso de mi primo, este no aceptaba la tetina clásica por lo que el pediatra recetó buscar la tetina de punta plana y base ancha. También la llaman anatómica. En su caso, santo remedio, la recibió bien y no hubo problema. Supuestamente este tipo de tetina es el que más se asemeja al pezón de la madre. El modelo es similar al que ves en la siguiente foto:

 

Otro método es buscar un lugar o posición diferentes para dar de mamar. Ya que el bebé se pone sensible ante la nueva manera de alimentarlo, hay que buscar el momento y lugar para hacerlo sin que se sienta demasiado sensible como para no aceptarlo. Por ejemplo, una señora que conozco, descubrió que dándole el biberón de pie daba resultados, mientras que sentada no.

Los horarios también son cruciales. Prueba a darle con la mamadera antes de dormirse o cuando esté semidormido para que sea menor el sentimiento de rechazo. luego, poco a poco irás aumentando la frecuencia de las tomas, hasta que se habitúe y deje cimpletamente el pecho.

Imagen: Hola, CasaActual, Charhadas, EbabyParaBebes.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Visítanos en