Cómo preparar mis senos para la lactancia

La llegada del bebé está próxima y hay que tenerlo prepararado todo, incluso nuestros senos pues a través de ellos recibirán el primer y más importante alimento de la vida: la leche materna. Entérate de cómo prepararlos.

¡Qué emoción! queda poco tiempo para la llegada al mundo de tu bebé y todo tiene que salir perfecto. Y una de las cosas en que hay que estar listas es para darle de amamantar. Según todos los especialistas y todas las mamás que conozco, este es el momento  más íntimo, más sublime y más maravilloso que pueda existir. Yo no lo he experimentado aún pero por lo que he oído, es simplemente algo que ya quisieran los hombres experimentar.

Sin embargo, muchas de las futuras mamás no conocen que sus senos deben de prepararse para ese gran momento, Si bien es cierto que la naturaleza misma va preparando de a pocos el busto para el gran momento y que, a muchas no se les hace ningún problema dar de lactar, a otras sí. Por ejemplo, tal vez hayas escuchado historias sobre mamás a quienes se les han agrietado los pezones, o incluso que les ha salido heridas.

Recuerdo el caso de una chica quien llamó llorando a una amiga mía justo cuando yo estaba con ella. Le pedía por favor, (y con lágrimas en los ojos) que le ayudara con su bebé porque no podía darle de lactar. ¡La bebé no le cogía el pezón!

Lactancia materna: ¿preparar los senos o no?

Hay un debate en general sobre si es absolutamente necesario preparar los senos, especialmente los pezones, antes de dar de lactar al bebé por primera vez.  Muchos médicos dicen que prepararlos es innecesario pues los senos están ya preparados (por la emisión del calostro, endurecimiento, desarrollo y preparación de las glándulas mamarias) y que incluso hacerlo puede revertir el natural proceso.

Sin embargo, cada organismo es diferente y reaccionará de diferente forma ante un nuevo hábito como es el de lactar. Algunas veces el paso constante de la leche y el roce con la piel hace que esta reaccione y causen grietas o heridas.

Para estos casos, te paso algunos tips sobre cómo preparar tus senos para que la lactancia sea una experiencia feliz y sin interrupciones.

Cómo preparar tus senos para la lactancia

Prepara tus senos para la lactancia a través de masajes efectivos. Estos deberás realizarlos a partir del octavo mes, para no complicar el proceso natural de la gestación. Los masajes deberán ser suaves por lo que no debes presionar el seno demasiado.

A continuación sigue estos pasos:

  • Recuéstate en una cama en donde tu espalda quede en posición recta. A continuación colócate una toalla tibia sobre los senos para prepararlos, tenla puesta unos minutos.
  • Masajea primero el seno de manera circular, desde fuera hacia dentro y en el sentido de las manecillas del reloj. Hazlo con la mano contraria del lado del seno que elegiste.
  • Masajea al seno de dentro hacia afuera en forma espiralada pero por tramos (elige un punto y “camina” en espiral hacia el centro, luego otra y así sucesivamente). Repite esto dos veces por cada seno.
  • Luego, masajea los pezones. Empieza desde la base cogíendolos con los dedos pulgar e ímndice y presiona levemente hacia afuera hasta deslizar los dedos a la punta del pezon. Repite esto 10 veces por cada seno.
  • Coloca tus dedos pulgar e índice sobre la base del pezón y estíralos hacia afuera, luego retrae los dedos hacia adentro. Repite este ejercicio 10 veces por cada seno.

Con estos ejercicios, tus senos, especialmente tus pezones se fortalecerán y estarán mejor preparados para la lactancia. Recuerda que para cualquier duda, deberás consultar con tu ginecólogo o pediatra.

Imagen: Cosasdebebés.com, Sina, Elembarazo.net, MujerPeruana.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Visítanos en