¿De paseo? Básicos para llevar en el bolso del bebé

Salir de paseo con el bebé puede ser una bella aventura para él y para ti, pero también todo un caos si no te aseguras de llevar los básicos en su bolso. Entérate de cuáles son leyendo esta nota.

Cuando a veces acompaño a mi amiga Rosa a dar un paseo por el mall con su pequeño Adrián, no saben lo que es, cómo lo disfruta. sus ojazos negros se abren y se iluminan con cada cosa que ve. Y es que, salir fuera de casa y pasar un lindo día con tu bebé es fascinante, sobre todo cuando es la primera vez. Ver los ojos de tu bebé completamente abiertos, asombrados por un mundo colorido y lleno de vida que va descubriendo, es una experiencia que no tiene precio. Para él, toda una aventura y para ti, una experiencia más que ganarás y disfrutarás como mamá

Pero para que este paseo y los otros que realices, no tengan contratiempo alguno, debes prepararte, recuerda que un bebé requiere de más atenciones, cuidados y necesidades que, por ejemplo, un niño de 5 años, por lo que, cada vez que abandonen el hogar, tendrán que llevar todo lo que se necesite para tenerlo bien alimentado y aseado.

Organizándolo todo

Antes que nada debes determinar algunas cosas, por ejemplo cuánto tiempo pasarás fuera de casa, si estarás en un lugar público o privado, si tu bebé tiene necesidades particulares (por ejemplo alguna medicación especializada).

En función a estos detalles irás organizándolo todo en tu bolso. Este debe de ser grande y espacioso. no tan grande como una maleta de viaje, pero tampoco tan pequeño como una cartera.

La maleta o bolso del bebé debe de ser funcional, es decir, que debe de ser lo suficientemente espaciosa y con la forma adecuada para que las cosas que estan dispuestas en ella te sean de fácil acceso.

El cierre de apertura debe de ser simple y fácil de usar, para que de la manera más simple tengas a la mano lo que necesitas.

La maleta de la foto de arriba, por ejemplo me gusta, tiene forma rectangular, perfecta por el ancho para que entren más cosas, con cierre externo y bolsillos a los lados para llevar por ejemplo botellas o biberones. Y por dentro también debe de tener bolsillos y compartimientos para organizarlo todo.

Hay en el mercado un sinnúmero de bolsos para bebé de todos los colores y diseños. La mayoría de los que he visto tienen diseños y colores como para bebés (rosados, celestes, con florcitas, bebitos, animalitos, etc.).

Por último, la maleta que elijas debe de tener las correas o asas cómodas para que no te sean un fastidio a la hora de llevarla contigo.

¿Qué llevar en el bolso del bebé?

Lo principal que deberás llevar en el bolso de tu bebé es:

Para limpiarlo:

  • Pañales: los bebés hacen sus necesidades mínimo cada dos horas por lo que, tendrás que calcular más o menos el tiempo que estarás fuera para que pongas en el bolso el número de pañales necesarios, además de un par de pañales más por si acaso. Recuerda que si tu bebé es recién nacido, tendrás que llevar más pañales.
  • Talco: los bebés son muy activos, y, sobre todo en estaciones calurosas pueden sudar. nada como un poco de talco para refrescarlos. Además, el talco es muy útil también a la hora de cambiarle el pañal.
  • Muda de ropa completa: por si se ensucia: camiseta, pantaloncito, polito, gorra, mediecitas y zapatitos si ya los usa.

  • Crema para escaldaduras: si tu bebé tiene la piel sensible, ni hablar de olvidarse la crema.
  • Cambiador: hay cambiadores que son muy funcionales: unos plásticos que se doblan fácilmente, allí colocarás al bebé con comodidad y lo cambiarás sin problema.
  • Bolsas plásticas: si estarás en un lugar en donde los recipientes para basura no están disponibles, unas bolsas plásticas son absolutamente necesarias.
  • Toallitas húmedas: perfectas para limpiar al bebé, no solo al cambiarlo, sino sus manos o carita si está en contacto con el derredor.
  • Cepillo: para peinarlo.

Para alimentarlo:

  • Biberón: alimentarlo es esencial, así que el biberón no puede faltar. Si ya no das de lactar, mejor aún. Calcula los tiempos en que le toca alimentarse y lleva la leche preparada lista. También puedes llevar, adicionalmente, otro biberón con agua para la sed.
  • Compotas envasadas: son perfecto complemento alimenticio para bebés de 6 meses a más, y sobre todo si vas de paseo. En el mercado hay muchas como la Herberts, cuya presentación es en frascos pequeños y bien cerrados, justo como para llevarlos en tu bolso.
  • Babero: a la hora de alimentarlo no puede faltar, para que no se manche. Lleva dos por si acaso.
  • Servilletas: para limpiarle su boquita, luego de que se alimente. Lleva un puñado de ellos.
  • Un trapito: para limpiarlo (o limpiarte tú) si se ensucia.
  • Una cucharita.

Para que la pase bien:

  • Una casaquita, chompita, polerita o ropa de abrigo, por si hace aire. Aún cuando pueda ser verano, no hay que confiarse.
  • Un juguete: lleva un par de juguetes que le gusten que sean funcionales, sencillos y de mucho color. Así lo mantendrás entretenido.
  • Una manta: es necesaria para abrigarlo si se duerme, sobre todo si son pequeñitos. Para el recién nacido es esencial. Lleva una manta adicional para sentarlo (por ejemplo en el parque).
  • Un chupete o chupón si eres de las que los usan en los bebés, sobre todo cuando lloran. Personalmente me opongo a su uso.

Para velar por su salud

  • Una medicina para la fiebre: los bebés son proclives a sufrirla, sobre todo si tienen resfrío, medicinas como el Panadol son buenas (ojo, siempre que lo hayas consultado primero con el pediatra).
  • Un ungüento o crema para golpes o raspaduras: los bebés que gatean y caminan pueden sufrir de heridas, así que una medicina para los golpes no está de más.
  • Algodón, gasa y agua oxigenada para desinfectar las heridas en bebés mayorcitos.
  • Bloqueador solar, lentes de sol, repelente: accesorios para el ambiente, de acuerdo al lugar donde vayas.

Otros indispensables

  • Una muda de ropa para ti (blusa, polera o chompa) por si tu bebé regurgita sobre tu regazo.
  • Una botella de agua para refrescarse.
  • Tus usos personales: teléfono con tu saldo cargado (con los números de emergencias a la mano), llaves de la casa, auto, dinero. Para más comodidad, te sugeriría que los lleves en el bolso mismo y no en tu cartera.

Consejos finales

Cuando atiendas a tu bebé fuera de casa, busca un lugar que sea tranquilo, sin corrientes de aire, como para que lo cambies y alimentes sin problema. Nunca pongas el bolso o maleta sobre el suelo.

Otro consejo que te doy es que no desesperes en alimentarlo o cambiarlo. Al estar en otro lugar que no es nuestra casa, a veces nos ponemos nerviosas (peor si somos primerizas) y terminamos haciendo todo mal. Haz las cosas con calma.

Como ves, con organización y mucho entusiasmo, tus paseos con tu bebé serán perfectos. Además, conforme vayan creciendo tendrán menos necesidades, por lo que tu bolso se irá achicando, así que, ¡manos a la obra y a pasear con el nene!

Imagen: SemujerClubMadres,  Twimia, Entrepadres, Semanasembarazo.es, Tiendaropa, Elembarazo.net, DiariodeunaMadre, Mundodebebes, Pequelia.

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Visítanos en