Cómo quitarle a tu hijo el miedo a la oscuridad

Los niños tienen, muchas veces, miedo a la oscuridad. Se puede decir que este miedo es casi normal, pero se intensifica más con lo que ven en televisión y con lo que escuchan de los demás. Recordemos que los miedos son inducidos, y que ellos no nacen con esos miedos.

Existen diferentes maneras de que tu niño le reste importancia a la oscuridad. Para que poco a poco se vaya acostumbrando, te vamos a dejar algunos tips que te van a servir mucho cuando llegue la noche y toque la hora de dormir.

  • Muñeco con luz

Es de noche y se te hace un suplicio dejarlo solo en su propio cuarto. Es muy sencillo ayudarlo comprándole un muñeco que tenga luz. Algunos peluches son bastante prácticos, y el niño puede encenderlos cuando tenga miedo y así la luz lo acompañará. Poco a poco se irá dando cuenta por sí solo de que no hay nada que temer.

Existen luces en el mercado que se enchufan en el tomacorriente y que automáticamente se prenden cuando la luz principal se apaga. Son súper útiles, porque acompañarán a tu hijo cuando sea la hora de dormir y no iluminan mucho, así que la luz no será nada molesta. Las de la marca Chicco son una opción.

  • Compañía antes de dormir

Juega, cuéntale un cuento, rían juntos, que sienta tu cariño y comprensión. Incluso alguna técnica “espanta monstruos” tuya puede servir. Quizá ayudarlo con algunas palabras mágicas antes de dormir o con un amuleto tuyo que lo ayude a conciliar el sueño y que sirva a modo de placebo.

  • Juegos en la oscuridad

Hacer sombras con las manos o simplemente jugar con las luces apagadas, le puede dar a tu hijo bastante seguridad para desenvolverse en la noche y solo. Que estos juegos sean en compañía tuya para que pueda estar siempre tranquilo. Puedes ayudarte con la luz que entra por la ventana o con una linterna.

  • Stickers en la pared

Las estrellitas que se pegan en el techo y brillan en la oscuridad son perfectas para estos casos. Y no solo existen estrellas, sino miles de formas que puedes pegar también en las paredes que harán que tu hijo no se sienta solo por las noches.

  • Ayúdalo a enfrentar temores

Camina con tu hijo por la habitación y revisen juntos cada rincón de la misma para que se asegure de que efectivamente no hay ningún peligro. Obvio que esto lo debes hacer con una luz auxiliar, pero nunca le prendas la luz principal si tiene miedo, debe acostumbrarse a la luz apagada siempre.

Imágenes: FreePrintableBehaivorCharts, LifeRealities.

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Malena Rivera

Me encanta escribir. Soy periodista y editora de contenido de Mujer Activa. Me muero por Hello Kitty, la moda, las carteras, los perfumes y los zapatos, y soy feliz cuando me toman fotos.

Visítanos en