Bebés y el televisor

Es indiscutible que el desarrollo intelectual y emocional de los bebés se ve influido por todo con lo que esté en contacto con sus sentidos, lo que ven y viven a su alrededor. Según estudios científicos, el cerebro cuenta con muchas neuronas y dependiendo de las conexiones que establecen entre sí durante los tres primeros años, se desarrolla la inteligencia y los cimientos de sus futuras habilidades. Otros estudios afirman que la música clásica favorece también a que se realicen dichas conexiones neuronales, inclusive potenciando diferentes áreas intelectuales y sociales.

Hace muchos años la sociedad era diferente, en nuestro vecindario habían muchos niños, y todos, incluidos los bebés en sus cochecitos, salían a la calle a jugar o se reunían en alguna casa, las quintas brindaban un “patio” común para los vecinos, las mamás cuidaban a sus pequeños y los orientaban en su desarrollo, muchos niños sólo hacían un año de educación inicial, porque en realidad contaban con la educación inicial dentro de sus vecindarios e inclusive, alejados de la televisión. Los bebés y niños empapaban sus sentidos de estímulos que recibían todos los días, al salir a jugar.

Actualmente, muchos viven en edificios donde normalmente se conoce al del costado derecho e izquierdo, las madres trabajan dejando a sus hijos al cuidado de una nana o un familiar, limitan sus salidas a los parques, patios, jardines comunes por el tráfico, la contaminación y la delincuencia; es decir se acabó la educación inicial en los vecindarios y más bien se pasa el tiempo sólo dentro del hogar, con suerte tendrá hermanos y generalmente todos pegados a la televisión, por lo que ahora los niños ingresan a la educación preescolar a los tres años, y en muchos casos antes, al menos, en esos momentos verán niños, pero ¿qué sucede con los bebés?.

Los bebés no cuentan (al menos masivamente) con apoyo adicional como un jardín de infancia, por lo que muchas veces son expuestos a la televisión indiscriminadamente. La televisión cuenta con canales con programación para niños preescolares, pero no para bebés, motivo por el cual muchos profesionales (psicólogos, pediatras, músico terapeutas, etc.) han creado videos adecuados para ellos. Estos son los videos de estimulación temprana que llenan el vacío que hay en la programación de canales infantiles.

Los videos de estimulación temprana utilizan el estímulo visual para incentivar el desarrollo de la capacidad de aprendizaje, favoreciendo el desarrollo de habilidades mediante una mixtura de imágenes relajantes que muestran la naturaleza, color, situaciones de la vida cotidiana, gestos y expresiones faciales, juguetes en acción, etc., con imágenes que cambian a una velocidad y tienen un tiempo de permanencia adecuadas a su corta edad, siendo, lentas, coloridas y pausadas para facilitar la asimilación, estimulando el pensamiento emocional y creativo, así como el pensamiento racional y lógico, adicionalmente les permite familiarizarse con objetos, colores, formas, animales, comportamientos cotidianos, etc.

RECOMENDACIONES AL VER LOS VIDEOS
El exceso es nocivo para la salud y hasta estos videos tan positivos pueden serlo, no se trata de tener a los bebés viendo los videos todo el día, con ver uno diario es suficiente porque es un complemento, un apoyo que ayudará a su desarrollo.
Se debe tener precaución en la colocar a una distancia adecuada para que la emisión de a luz del televisor no dañe su visión.
Los programas para niños preescolares, niños mayores o adultos, contienen cambios de imágenes rápidas, permanencia de imágenes de corto tiempo y hasta violencia que tiene un efecto sobreestimulante que puede causar cierto grado de hiperatención y la consiguiente pérdida de interés en otras cosas. Conforme vayan creciendo podrán ver videos y programación de niños preescolares, pero todo debe ser en el momento en que el bebé haya crecido y desarrollado más sus capacidades.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en