El chupón: un compañero inseparable

La boca es una parte del cuerpo que sirve como órgano de exploración táctil al contar con con muchas terminaciones nerviosas que transmiten al cerebro sensaciones de placer, calmar el hambre, consolarse, entretenerse o conciliar el sueño; y más adelante para explorar todo lo que se les pone delante y chupan todo lo que tienen a mano, una manera de conocer su entorno. De esta forma el bebé satisface parte de sus necesidades de forma autónoma, pero no debes olvidar que el bebé siempre necesitará de ti, tú también debes consolarlo, entretenerlo y calmarlo cuando lo necesite.

Todos los bebés tienen una necesidad de chupar adicional a la de alimentación y exploración, algunos tienen más necesidad que otros dependiendo de cada niño. Para tal fin utilizan el dedo, la punta de una mantita, la nariz de un muñequito, etc. Un chupón cuenta con una forma y textura que lo hace atractivo para cualquier bebé, y con él satisfacen su necesidad de chupar dejando de utilizar otros objetos que pueden generarle problemas posteriores. Estos problemas no tienen que ver con la formación de los dientes salvo que la costumbre de succionar algún objeto perdure por más de dos años, lo ideal es ir quitando la costumbre hacia el año para eliminarla hacia los 2 años.

El chupar el dedo puede derivar en problemas para poder quitarle la costumbre al crecer el bebé, dado que el bebé es el que tiene el control del mismo; chupar la punta de la mantita genera que trague pelusas; la nariz del muñequito puede ser muy antihigiénica por lo que el chupón es la opción más segura en esta etapa, y una opción que nos permitirá tener el control para cuando queramos quitárselo.

Se debe tener en cuenta que los bebés nacen con el reflejo de succión para poder alimentarse, este reflejo va mejorando conforme el bebé practica al alimentarse, por lo que no se le debe dar el chupón en esta etapa de adaptación y garantizar una buena succión del bebé y pueda alimentarse correctamente y también para que estimule las glándulas mamarias para contar con una buena producción de leche. Una vez que la lactancia esté bien instaurada puedes ofrecerle el chupón.

Durante el primer mes podrás observar que por momentos el bebé su mete los puños a la boca, no necesariamente es por hambre, a menos que sea su hora de tomar la leche, de lo contrario se tratará de su necesidad de chupar, es este el momento de usar el chupón. Si le dieras el pecho el bebé por instinto lo aceptará pero lo estarás sobrealimentando e inclusive puedes provocarle dolor de estómago.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Un comentario Dejar un comentario ›

  • redfielmoon
    16 September 2010

    hola tengo un niño de 1 año 10 meses k no quiere dejar de tomar pecho yo estoy cansada con todo esto y no se que hacer para que no le cueste tanto . ojalas puedan alludarme gracias

Visítanos en