Miedo al parto

parto01.jpgGracias a las telenovelas, películas y relatos exagerados de amigas basados en mitos, se tiene una idea errada del parto que se parece más a una película de terror que a la realidad, nos cuentan que las contracciones son insoportables, que si usas la anestesia epidural corres altísimo riesgo de quedar paralítica o que vas a quedar inconsciente y no podrás vivir el momento en que tu hijo nace. Afortunadamente esto no son más que leyendas urbanas

Saber si nuestro parto va a ser o no doloroso es algo que es imposible de saber, cada parto es diferente, inclusive en una madre que ha dado a luz en repetidas oportunidades. El dolor depende de quién lo califique, hay personas que el dolor de las contracciones son soportables, pero para otras no. Generalmente el primer parto es más difícil y tardan más aunque no es una regla.

Conforme se va acercando la fecha del parto crece la ansiedad y hasta puedes experimentar sentimientos contradictorios entre el querer que tu hijo nazca y el miedo al parto, por lo que es importante que la madre esté bien informada acerca del parto, para que se sienta más segura, de esta forma se reduce la ansiedad liberándola de tensiones y se puede manejar mejor el dolor, puedes llevar un curso psicoprofiláctico, absuelve todas tus dudas con tu médico y visita el hospital o clínica donde vas a dar a luz, recorre las instalaciones y la sala de partos, todo esto para generar más confianza y seguridad.

Las contracciones provocan la dilatación del cuello del útero para que el bebé pueda salir, inicialmente se presenta como una incomodidad, luego se siente dolor en la espalda, después en el abdomen y finalmente en el útero y bajo el vientre. Las contracciones se van intensificando conforme avanza la dilatación que debe llegar a 10 centímetros para que pueda salir el bebé, en este punto las contracciones son más frecuentes y de larga duración.

Hoy en día la ciencia médica ha avanzado mucho, ahora se cuentan con modernos equipos de diagnóstico pre natal, equipos para la sala de parto para actuar ante una emergencia y la anestesia epidural es otra alternativa, es un método muy usado y el anestesista sabe qué cantidad debe aplicarle, de esta forma no se corre el riesgo de perder la coordinación motora, los reflejos y la consciencia

Otra forma de relajarse en medio de las contracciones es tomar un baño tibio, respirar lentamente reteniendo el aire el mayor tiempo posible, un masaje en la espalda también es gratificante.

Post relacionados:

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

2 Comentarios Dejar un comentario ›

  • Andrea
    6 noviembre 2008

    Hola estoy de 38 semanas y tambien tengo miedo al momento del parto pero creo que como todas, es algo que no puede evitarse; en mi caso es miedo ante lo desconocido ya que soy primeriza, aunque no me gusta nada el termino “primeriza”. También me da miedo el trato que vamos a recibir mi niña y yo por parte del hospital, creo que se trata el parto como una enfermedad y no como un hecho natural.

  • Sabrina
    16 septiembre 2007

    Estoy de 31 semanas y ya estoy sintiendo miedo al parto, he escuchado las experiencias de varias mujeres y no parece ser tan grave pero día a día mi temor aumenta…
    Igual estoy segura que cuando tenga a mi hijo en brazos todo el dolor sentido va a ser gratificante.
    Suerte a todas! :)

Visítanos en