Accesorios básicos para un bebé: qué comprar antes de que nazca

Un nuevo miembro de la familia llegará pronto a casa y ya es tiempo de ir preparándolo todo. Entérate de cuáles son los básicos para la llegada de un bebé.

De repente ya estás por los 7, 8 o 9 meses de gestación y ya te pican los pies por ir a las tiendas para bebés a llenar la cesta de compras con todo lo que encuentres a tu paso: baberitos, roponcitos, vestiditos, zapatitos, chupetes (o chupones) gorritos y todas esas linduras que se hacen para bebés y que hacen que hasta a la más reacia por ser mamá, se conmueva.

Eso me pasó a mí cuando visité una conocida tienda para bebés en Miraflores, Lima. Lo tenía literalmente todo, de modo que la mamá o futura mamá no tendría que buscar, por ejemplo el cochecito en un lado, y el roponcito en otro. Todo estaba en el mismo lugar. Y la ropita que tenían en stock era para morirse ¡qué ternura, qué bellezas de modelos!

Nosotras sin duda, lo compraríamos todo, pero si no contamos con el presupuesto, y de hecho necesitamos que nuestro bebé cuente con su básicos, ya sea para salir del hospital, para estar en la casa, para su hora de siesta o de dormir, hay que seleccionar cuáles de ellos lo son.

Porque, recuerda, una vez que nazca, no tendrás tiempo para ira a la tienda por una y otra cosa. Los dos primeros meses serán de dedicación exclusiva para tu engreído, así que tendrás que tenerlo ya todo a la mano.

Básicos para tu bebé

Lo que necesitará tu engreído bien lo puedes adquirir en tiendas, si eres mamá primeriza, o también puedes tomarlo de algún bebé de la familia que ya no lo use.

A continuación te paso una lista de los básicos que no pueden faltarte cuando el bebé se incorpore a tu vida en casa:

  • Cama-cuna

Un básico de básicos. Ni hablar de que duerma en tu cama o en ningún otro lugar. Debe tener su propio espacio para el relajo y el sueño, así que, cuando llegue a casa, ya debe de estar lista para recibirlo. Antes que una cuna, yo optaría por una cama-cuna. El colchón debe de ser firme para que sostenga bien su espaldita y el tamaño lo suficiente, tanto de largo como de ancho. Y las rejillas deben de ser altas para que lo proteja cuando comience a darse volteretas.

Evita usar edredones de plumas o demasiado gruesos. Nada que le produzca alergias o que acumule polvo o ácaros. No pongas almohadas o muñecos de peluche cerca al bebé cuando esté durmiendo.

  • Moisés

Para trasladar a tu bebé cómodamente, cuando haya que salir o movilizarse, un  moisés es perfecto, los diseños de casi todos, son bucólicos y encantadores. Los hay copn encajes o los que asemejan cestas.

Al igual que en la cama, deben de tener la base firme para que el bebé no se hunda y mantenga la espalda recta. debe de ser a la vez cómodo, y de preferencia, debe tener la zona correspondiente a su cabecita cubierta.

  • Pezonera

A muchas mamás les pasa: debido a la lactancia, el pezón se comienza a agrietar y hacer heridas. Para aliviar esto, se usan las pezoneras, que son como unas cubiertas de silicona transparentes, cuya punta asemeja a la de un pezón real.

Me parece un accesorio súper utilitario y que evitará el tormento de dar de lactar con tus pezones heridos. He escuchado más de un caso y la verdad suena terrible.

  • Silla para el auto

No hay mejor cosa que trasladarse con los niños y bebés en el auto. Y por seguridad y comodidad, debes tener una silla para el auto. Ni pensar en atar el moisés al asiento o llevarlo en brazos.

Recuerda que a la hora de un accidente, estas medidas no serán suficientes para mantener al bebé a salvo.

Asegúrate de que esta sea de buena calidad, que tenga las correas que aseguren a tu bebé perfectamente a la silla, y la silla al auto y que esté bien acolchada para asegurar un viaje con total comodidad y seguridad.

  • Tiraleche

Algunas mamás deben retornar a trabajar pronto. O tal vez para algún momento en que haya que viajar y separarse del bebé, será muy bueno tener un tiraleche.

Con este aparatito puedes extraerte con relativa facilidad la leche, almacenarla y guardarla en el refrigerador.

Extraerse la leche no es doloroso así que esta herramienta te será súper útil. En el mercado hay tiraleches mecánicos (con una bomba de succión que tendrás que presionar) y eléctricos.

  • El ajuar

No menos importante que todo lo anterior es el ajuar. Debes empezar por la camiseta de algodón, las mediecitas o botitas-calcetín, el pantalón, el conjunto enterizo y el ropón para cuando haga más frío. No olvidar los guantes y la manta con que lo envolverás y una colchita para cubrirlo  mientras lo cargas.

A la hora de bañarlo necesitarás una toalla. Elige de preferencia una con capucha para secar rápidamente la cabecita de tu bebé. Y para la hora de dormir ponle un pijama.

  • Sillón de lactancia

Dar de lactar es un momento muy especial, pero, cuando eres primeriza, puede que te ganen las tensiones y los nervios. Por ello, nada mejor que sentarte en un cómodo sofá, para que tú y tu bebé disfruten de ese momento tan especial e íntimo.

El sillón para lactancia es un mueble, que debe tener un respaldo mullido pero fierme a la vez, asientos cómodos y brazos gruesos.

  • El cochecito

Finalmente, un accesorio para cuando tu bebé esté más grandecito y quieras sacarlo a pasear y ver el mundo. El cochecito es lo más práctico para evitar que pase horas en tus brazos. Además, tiene compartimientos para llevar las cosas, y son súper prácticos para armar y desarmar. Aunque el modelo retro de la foto me encanta.

Con todos estos accesorios a la mano,  todo lo que tendrás que hacer es disfrutar al máximo de tu bebé.

Imagen: VidaySalud, GuiadePadres, Crecebebe, Donome.com.br, OLXOLX, Sobrebebes, MyPinkWorld.

 

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Visítanos en