Diabetes infantil: qué es y cómo tratarla

Aunque estamos habituados a escuchar sobre la diabetes en adultos, lo cierto es que esta epidemia del siglo XXI, como es llamada, también se da en niños y bebés. Conozcamos más sobre la diabetes infantil y cómo afrontarla.

Los especialistas la llaman la epidemia del siglo XXI, y no dejan de tener razón. La diabetes se ha vuelto una enfermedad tan común entre nosotros, que creo, no hay nadie que pueda decir que no conozca a alguien que la padezca. Yo por ejemplo, tuve un abuelo diabético, conozco varios profesores de mi universidad diabéticos, varios familiares de mi esposo lo son.

Y las estadísticas lo dicen, son, aproximadamente 200 millones de personas en el mundo que la padecen. Ni más, ni menos.

Sin embargo, enterarnos que un niño pequeño o bebé es diabético, sin duda causa consternación. Y es la realidad. Debido a muchos factores, esto sucede y los padres deben tomar medidas para sobrellevar junto a ellos la enfermedad y darles una buena calidad de vida.

En esta nota sabremos todo sobre la llamada diabetes infantil, por qué ocurre, cuáles son los factores de incidencia, y, sobre todo, qué debemos hacer para prevenirla y controlarla.

¿Qué es la diabetes infantil?

Esta enfermedad es conocida médicamente como diabetes mellitus, y consiste en la alteración de los niveles de la hormona insulina, que incide en el aumento o disminución de la glucosa en la sangre. Se supone que la insulina transforma el azúcar que consumimos en energía.

La insulina es producida por el páncreas, y es este órgano que, cuando deja de funcionar, ocasiona que se descontrolen los niveles de glucemia en la sangre.

Si los niveles de azúcar son muy altos o muy bajos habrá una descompensación general del organismo que, de no ser corregida a tiempo, generará complicaciones mayores a futuro, comprometiéndose incluso la propia vida. Entre otras cosas,  circulación se entorpece, se arruinan muchos vasos sanguíneos y cicatrizar una herida se hace imposible, así pues se originan las terribles gangrenas que terminan en amputaciones.

Estas mismas características de la diabetes que se suele desarrollar en adultos o jóvenes, también se puede repetir en los bebés y niños pequeños, pero pasa desapercibida, ya que se alimenta exclusivamente de leche materna en sus primeros 6 meses,  pero pasado este tiempo y cuando comienza a ingerir alimentos sólidos, los síntomas pueden asomar.

Causas de la diabetes infantil

La diabetes infantil puede ser causada por los siguientes factores:

  • Herencia: si la mamá sufre de diabetes o el papá también o incluso los abuelos o tíos, hay posibilidades de heredar la diabetes.
  • Sobrepeso: los nacimientos con sobrepeso o talla grande (macrosomía), hacen a los bebés proclives de sufrir diabetes en el futuro.

  • Defectos congénitos: defectos congénitos en su desarrollo pueden alterar la función del páncreas de procesar la glucosa mediante la insulina. Aunque este caso es raro.

Síntomas de la diabetes infantil

Como te decía líneas arriba, la diabetes en bebés menores de 6 meses es muy difícil de detectar, a menos que le realices un examen de sangre, es cuando tu bebé comienza a probar alimentos (y procesarlos) que los síntomas pueden manifestarse.

Cuando el bebé es más grandecito es cuando los síntomas pueden ser aún más claros (2-4 años). Hay que tener en cuenta que los síntomas, así como la naturaleza de la enfermedad son más agresivos. A continuación te detallo algunos de ellos:

  • Niveles de azúcar altos en una prueba de sangre.
  • Orina frecuente.
  • Pérdida de apetito.
  • Baja de peso dramática.
  • Dolor de estómago.
  • Malestar: náuseas, vómitos.

Una vez que veas que tu bebé tiene alguno de estos síntomas, debes comunicárselo a tu pediatra para saber qué hacer, empezando por confirmar la enfermedad.

Cómo prevenir y controlar la diabetes infantil

Hay que tener en cuenta que con la diabetes de niños y bebés hay que tener un control mucho más estricto, ya que su crecimiento irá cambiando las dosis requeridas de insulina que se le tendrá que aplicar. A diferencia de los adultos, los niños dependerán de la inoculación de la insulina de por vida.

Sin embargo, no hay que decaer. La mayoría de niños y bebés diabéticos alcanzan excelentes niveles de vida, cuando se recibe una atención médica oportuna. Algunas de las medidas alternativas a tomar son:

  • Actividad física: inculca en tu bebé y niño la actividad, el movimiento constante.
  • Ve al médico periódica y estrictamente para los controles de tu bebé.
  • Dale de lactar, la leche materna es lo más sano y cero azúcar (a diferencia de la fórmula).

Buena alimentación, la clave del éxito

Sigue una dieta alimenticia estricta de acuerdo a lo que te aconseje el médico, esta será la clave para llevar una vida saludable en general, y esto nos lo reafirma el doctor Guillermo Ramírez, quien nos dice que: “Una buena alimentación es uno de los pilares para un adecuado control de la diabetes, ya que  constituye una parte del tratamiento no farmacológico”.

“Si una buena alimentación es esencial para conservar la salud y evitar enfermedades para todos nosotros, entonces cobra mucha mayor importancia para una persona portadora de diabetes”.

En este sentido, ni bien empiece a comer tu bebé, debes proveerlo de una alimentación de calidad.  Evita los dulces y grasas que son las causantes del aumento de azúcar. Las papillas no deben tener azúcar. Y que, conforme vaya aumentando los ingredientes de sus comidas, estos alcancen un perfecto balance entre carbohidratos, grasas, proteínas, minerales y vitaminas.

Con estos consejos, tu bebé y tu podrán sobrellevar este mal de manera que su vida no se verá afectada.

Te dejo con este interesante video sobre este tema, que te dará más información:

Imagen:EntrePadres, Despegar, DiabetesInfantilAvanzada, Sacaleches, Mis-frases.

Etiquetas : , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Carla Gonzales

Egresada de Literatura en la UNMSM, periodista y correctora de textos y estilo. Actividades: leer, escuchar rock clásico, jazz, blues, proyectos literarios.

Visítanos en