¿Le pongo aretes a mi bebé?

En España y América Latina, ponerle aretes a una bebé es una práctica habitual. Tan pronto como nacen, a muchas de ellas se les perforan las orejas y abandonan el hospital luciendo perlitas y chispas doradas en sus diminutos lóbulos.

Las razones son variadas: costumbres familiares, preferencias de las madres, deseos de que la nena no sufra el dolor cuando sea mayor, pero también existen argumentos en contra, y es que algunos padres consideran que pueden convertirse en un foco infeccioso, o que es una imposición abusiva alterar el cuerpo de una niña en caso esta no quiera tener aretes.

Muchas mujeres no pueden resistir el impulso se ver a sus pequeñas mujercitas lucir un par de aretes. La verdad es que se ven adorables con o sin ellos, y si tu pareja y tú acuerdan hacerlo, adelante. Sin embargo, han de considerar algunos cuidados básicos de mantenimiento de las orejas de su bebé.

Durante

  • La Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) recomienda que las perforaciones se realicen cuando la niña ya pueda cuidar sus orejas por sí misma. Pese a ello, indica que si se hace antes con delicadeza, no tendría que ser peligroso.

  • La perforación debe ser ejecutada por una persona experimentada. Una enfermera, tu mami, tu tía o tu suegra podrían ayudarte con la labor. El lóbulo está formado por un tejido delicado y fácil de atravesar.

  • Emplea aretes ‘abridores’: poseen una punta fina y una tapa o tambor que se sujeta y no se sale con facilidad. Nunca le pongas pendientes grandes a tu nena.

  • El material del arete debe ser el oro. Y de no menos de 14 quilates.

  • Puede realizarse sin anestesia local, solo lidocaína.

Después

  • Tras cada baño, seca las orejitas de tu nena para evitar infecciones.

  • Luego de 6 semanas podrás cambiar de modelo de aretes. Durante ese lapso, asegúrate de girar los pasadores de las joyas para que los lóbulos no se adhieran.

  • No le quites los aretes a tu bebé, estos deben permanecer en su sitio por al menos 6 meses para que el hoyito no se cierre.

  • Al cambiar de aretes, o en caso notes inflamación, sangrado o picazón, limpia el área con alcohol y frota suavemente una crema antibiótica o antibacteriana.

img0970

 

Si se te pasó el tiempo, lleva a tu niña a donde un médico o una enfermera te recomiende. Emplea siempre aretes de oro y si es posible, adormece el área con xilocaína para reducir el dolor del pinchazo.¡Buena suerte!

Kim Kardashian y su bebé North West, quien ya tiene las orejas perforadas.

Fuente: BabyCenter en Español

Etiquetas : , , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en