Las bebidas energizantes y el embarazo

embarazo-energizante.jpg

En estos días en que nuestra actividad diaria es bastante agitada y frenética, muchas veces buscamos algo que nos ayude a llevar el paso con ésta. Se llega pues a la situación en que no podemos empezar el día sin una taza de café o alguna otra “mágica” bebida que nos llevará a lo largo del día con la dosis necesaria de energía y resistencia.

Cuando una mujer queda embarazada, muchas veces debe cambiar radicalmente sus hábitos alimenticios, a fin de llevar el embarazo de la mejor manera, tanto para ella, como para el bebé. Y contra lo que se pueda creer, esta gran variedad de bebidas energizantes que existen en el mercado no son recomendadas para mujeres gestantes. Si bien la mayoría trae esta contraindicación en el envase, está en letra tan pequeña que normalmente pasa inadvertida. Del mismo modo, al estar de moda el consumo de estas bebidas, ya sea en fiestas o como un instrumento para no dormir, es posible que una despistada gestante piense que tomarla le ayude a resistir de mejor manera el embarazo.

Miremos algunos de los ingredientes de estas famosas bebidas y cómo es que pueden afectar el embarazo.

  • Cafeína, que es quizás la sustancia psicoactiva de mayor consumo en el mundo. Está presente en bebidas como el café, el té, refrescos de cola. Estudios sugieren que el consumo del equivalente a dos tazas de café diarios por parte de una mujer embarazada, aumenta significativamente el riesgo de complicaciones en el periodo de gestación, el riesgo de pérdida del embarazo y el riesgo de que el bebé presente defectos o enfermedades congénitas.
  • Ginseng, es una pequeña planta usada tradicionalmente en la medicina naturista china; que, una vez tratados farmacéuticamente, tiene propiedades estimulantes debido a la presencia de ginsenósidos y otros esteroides anabolizantes que buscan imitar los efectos de la testosterona y que son usados por deportistas para elevar su rendimiento.
  • Taurina, es un ácido orgánico, componente de la bilis, muy usado en tratamientos para perder peso. Si bien por si sola no muestra mayores contraindicaciones, su consumo en bebidas energizantes no es recomendado durante el embarazo, o el periodo de lactancia.

No es la intención de este artículo el satanizar el consumo de este tipo de bebidas. A decir verdad, muchos encuentran beneficios en su consumo. Lo que hay que tener en cuenta es que el nivel de tolerancia a la cafeína varía de persona a persona, por lo que el efecto es distinto de acuerdo a quien la consuma. En el caso de las gestantes o madres que están dando de lactar, la cafeína esta contraindicada en exceso, y su combinación con otros ingredientes de estas bebidas pueden causar complicaciones a largo plazo. Esta de más el decir que esta bebida no debe mezclarse con alcohol para consumo de mujeres embarazadas.

En algunos países existen campañas encaminadas a que se difunda con mayor énfasis las contraindicaciones de este tipo de bebidas, en especial la recomendación de no consumirla durante el embarazo y el periodo de lactancia. Incluso de llegan a pedir avisos y señales similares a las ubicadas en los paquetes de cigarrillos. En otros países van más lejos incluso, queriendo prohibir la venta de esta bebidas a menores de edad, debido fundamentalmente a que se acostumbra mezclar estas bebidas con alcohol.

Por último, no debe confundirse bebida energizante con las bebidas rehidratantes. Esta última no contiene cafeína y tiene como función básica el reponer electrolitos y nutrientes al cuerpo, perdidos vía deshidratación al realizar ejercicio o actividades físicas. Como con cualquier otro suplemento, su consumo debe ser consultado con el médico para descartar cualquier posible contraindicación.

Foto: Universia

Tags:

Etiquetas : , , , ,

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en