Sangrados nasales

Los sangrados nasales pueden alarmar a cualquiera, también conocidos como epistaxis anterior son frecuentes en niños y jóvenes, no son muy importantes y en la mayor parte de los casos se resuelven espontáneamente.

Muchas veces nos asustamos porque el sangrado nasal es abundante, el niño sangra por ambas fosas nasales, pero en realidad estos sangrados por lo general provienen de una sola fosa nasal, lo que sucede es que ambas fosas nasales están comunicadas, inclusive también tienen comunicación con la cavidad bucal por que la sangre también podría invadir la boca

Existen dos tipos de sangrados nasales dependiendo del lugar donde se originen:
1. Epistaxis Posterior: cuando la fuente del sangrado está en el tercio posterior de la nariz, está asociado a la hipertensión arterial por lo que son propios de los adultos, son peligrosos y deben ser taponados, muchas veces es necesaria una cirugía de ligadura de la arteria sangrante.
2. Epistaxis Anterior: cuando la fuente del sangrado está en el tercio anterior de la nariz (área vacular de Kiesselbach), este sangrado es frecuente en niños y jóvenes, se soluciona con un taponaje y en algunos casos una cauterización simple.

CAUSAS DE LA EPISTAXIS ANTERIOR
• Rascarse y escarbar dentro de la nariz provocado por alergias o resequedad nasal que producen costras, que al desprenderse debilitan la mucosa y sangran
• Si el sangrado se mantuviera por más de 10 minutos es probable la existencia de problemas de coagulación.
• Estar expuestos a un clima seco o a aparatos que resecan la mucosa nasal como estufas, deshumedecedores, calefactores o aire acondicionado.
• Presencia de un cuerpo extraño en la nariz, generalmente en niños de corta edad

QUE HACER
epistaxis.jpg• Estar tranquilo para tranquilizar al niño ya que la ansiedad aumentará el sangrado.
• Sentar al niño y hacer que flexione la cabeza hacia adelante .
• Apretar las fosas nasales con los dedos a manera de pinza durante 5 a 10 minutos.
• Verificar si el sangrado se ha detenido, en caso contrario taponee las fosas nasales con una gasa embebida con agua oxigenada y acuda al médico.
• Evitar que levante la cabeza puesto que la sangre puede pasar a la garganta y el niño la tragará o la expulsará por la boca.

RECOMENDACIONES
• Si se reside en un lugar de clima seco, o se está expuesto a estufas, deshumedecedores, calefactores o aire acondicionado, existe más probabilidad de resecar la mucosa nasal por lo que será necesario aplicarse cremas endonasales para prevenir los sangrados crónicos, que si se presentaran podría ser necesaria una cauterización, dado que la persistencia del sangrado se debería a una infección que hace que la mucosa esté debilitada y sangre.
• También se debe evitar rascarse y escarbar dentro de la nariz, hacer esfuerzo físico, agacharse o levantar peso.
• Si el sangrado nasal es abundante y recurrente se debe acudir al médico que evaluará si es necesario derivarlo a un especialista (otorrinolaringólogo).

Post relacionados:

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Visítanos en